FOROS

Octubre 15, 2018, 03:51:01 am

Autor Tema: Locura X 4 Cap.[14/??]  (Leído 6806 veces)

Desconectado zakuro_maid

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 118
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • Tenshi to Akuma
Re:Locura X 4 Cap.[10/??]
« Respuesta #30 en: Enero 13, 2012, 07:55:34 pm »
me quede como en la pelicula de HP y las reliquias de la muerte 1 oseasemelemesemese lo cortaste estando tan interesante seguire esperando para la continacion


Hay cosas en este mundo mas faciles de ver cuando tratas de no verlas

Desconectado Kari

  • Soldado de Primera
  • *
  • Mensajes: 57
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
Re:Locura X 4 Cap.[11/??]
« Respuesta #31 en: Enero 27, 2012, 02:16:19 pm »
Bueno, ya volví, les dejo el capi 11.

Capítulo XI:
Se sentó en un banco, yo le imité sentándome a su lado, parecía no querer mirarme a la cara, eso despertó más curiosidad en mí, pero también un poco de miedo.


    “Éramos una familia muy tranquila, todos éramos felices, o al menos eso creía mi mente inocente de niño de ocho años, pero una noche escuché una discusión de papá y mamá, papá acusaba a mamá de que yo no era su hijo, los años pasaron, el era muy celoso, después de que yo y Matt crecimos más ya no les importaba si discutían frente a nosotros o no, cuando cumplí quince años ellos se divorciaron, ambos nos quedamos con papá.


    Él era como mi modelo perfecto a seguir, inteligente, fuerte, educado, y divertido con nosotros, yo lo adoraba, pero nuestra familia ya no estaba completa y digamos que me dejé influenciar por algunas amistades del colegio de personas que eran mayores que yo.


    Empecé a meterme en peleas e ir muy seguido a la dirección, mi comportamiento hizo que mis padres volvieran a unirse para ayudarme, yo creí que volverían a estar juntos, pero entonces me enteré que mi padre se iba a casar, y con una chica de apenas era seis años mayor que yo, prácticamente era como su hija.



    La imagen que tenía de mi padre se me vino abajo y cuando él iba a trabajar, ella se quedaba a hacernos compañía a Matt y a mí, y sí que era una compañía bastante provocativa, siempre vestía short cortísimos y blusas al cuerpo dejando ver su panza, me hablaba seductoramente e incluso me insinuaba cosas, ella no me gustaba pero sí me excitaba mucho.



    Ver a mi padre acaramelado con esa mujer me enfermaba, tanto que empecé a probar bebidas y mis amigos me enseñaron a fumar, papá se casó con ella, y entonces fue peor…”



    Vi una sonrisa irónica formarse en los labios de Sou antes de que siguiera con su historia.

    “Y entonces estúpidamente me metí en la cama con ella, más de una vez llegamos a tener relaciones mientras papá iba al trabajo, Matt iba a la escuela por la tarde y yo por la mañana, así que cuando estábamos solos aprovechábamos la ocasión para satisfacernos.

    Me volví loco por ella, la quería sólo para mí, pero tenía que soportar verla por las noches disfrutando con mi padre, el cigarrillo normal ya no me calmaba, me sentía tan miserable y usado, entonces probé fumar algo mágico que me hacía alucinar y viajar hasta las estrellas, me sentía estúpidamente feliz…”

    Su voz estaba completamente cambiada, en ese momento estaba sintiendo de nuevo esa infelicidad, estaba rememorando su pasado sintiendo cada una de las emociones que había sentido en ese entonces mientras me lo contaba.

    “Me volví casi dependiente de esa droga, mi padre me pilló fumando y empezó el caos, me golpeó hasta más no poder con el palo de batear, de vez en cuando jugaba beisbol con Matt, y eso que todavía no se enteraba de todo lo que había pasado con su nueva “esposa”- enfatizó aquella palabra mostrando desprecio- y yo.

    Me llevó primero a un psiquiatra, de allí pasé a un psicólogo, y me ayudó a tomar el valor de decirle a papá lo que me pasaba con su nueva esposa, me dejó en la calle, me fui a vivir un tiempo con mamá, no pasó mucho para que ella empezara a necesitar de mi cariño y me buscó en Matt, ahí papá la descubrió insinuándole a Matt para que él accediera a acostarse con ella, se volvió a divorciar aunque si hablas con él, siempre dirá que sólo estuvo casado una vez, el segundo matrimonio él no cuenta, me buscó y nos reconciliamos.

    Yo lo admiraba y lo quería demasiado como para odiarlo, lo perdoné incluso antes de que se disculpara, pero me fui con Matt a vivir con mamá, aunque siempre, hasta ahora él nos envía dinero. Fui un tiempo a rehabilitación, pero pronto me diagnosticaron como una persona no adicta y mamá hasta ahora no me saca los ojos de encima”

    Alzó la mirada para dirigirla a mí, yo estaba en silencio, mi cerebro seguía procesando todo lo que me había contado dejándome en shock, jamás me lo hubiera imaginado, no quería verlo como a un traidor por lo que le hizo a su padre, más bien lo quise ver como la víctima de esa mujer y así lo vi,  aunque no me salían las palabras, no sabía qué decir en ese momento.


-          Marilyn… mi vida fue un desastre, y yo me encargué de arruinarla solo.


-          ¿La sigues considerando un desastre?


-          …- me miró en silencio sin responder por un rato, ladeó la cabeza un poco después- no, apareciste tú.


-          Vayamos a casa- me puse de pie extendiendo mi mano.


-          Lo tomaste mejor de lo que esperaba.


-          El pasado ya es pasado, no lo mezcles con tu presente- me aferré con fuerza a su brazo.



 
    Pasaron los días rápidamente formando un mes, no volvimos a tener tiempo a solas hasta que salimos de compras, pero no habíamos entablado una conversación verdaderamente importante hasta que…

    Llegamos encontrando la casa un poco vacía, nadie estaba paseándose en el piso de abajo, eso era raro, pero escuchaba un barullo en el piso de arriba.

    Entramos en la cocina dejando las bolsas de compras sobre la mesa y me dirigía a mi habitación.




-          Marilyn…- me volví hacia él, yo ya estaba un escalón arriba, él me miró directamente a los ojos.


-          ¿Sí?


-          ¿Quieres saber en quién pensaba cuando dije “te amo” la noche que dormí contigo? – abrí bien los ojos.

-          No tienes que presionarte a contarme todo de ti si no…

-          Pensaba en ti- me quedé sin palabras, estábamos a la misma altura y se estaba acercando peligrosamente a mis labios- te amo, ¿qué sientes tú por mí?

-          Yo…- no podía seguir hablando si lo tenía tan cerca, mi corazón latía aceleradamente.

-          ¿Marilyn?... ¿Souchirou?- escuché entonces una voz grave haciendo que se me subiera un escalofrío por la espalda, me giré instantáneamente encontrándome con ese hombre mirándome desde el piso de arriba.

    Estaba atónita, sin palabras, ¿qué había escuchado?... por favor, empecé a rogar interiormente que no hubiera escuchado la declaración de Sou o quién sabe qué podía pasar.


-          ¿Acaso no te alegra verme amor?- entonces sentí un alivio, no lo había oído


-          ¡Papá!- subí rápidamente los escalones de dos en dos hasta alcanzar su abrazo- ¿por qué no avisaron que vendrían hoy?... así hubiera ido a recibirlos en el aeropuerto.

-          Entonces ya no sería una sorpresa- miró a mi lado derecho hacia abajo, Sou seguía en el mismo lugar.

-          Me alegra volver a verlo- escuché la voz de Sou, parecía más sincera que antes.

-          A mí también me alegra verte Sou.


    Se podía sentir un poco de tensión en el ambiente, vi a Matt salir con su mamá, ésta me mostró una enorme sonrisa.

 



    Y otra vez, reunidos los seis en la misma mesa para cenar.


-          ¿Me trajeron algo?- fue lo primero que preguntó Matt metiendo una gran bocanada de espagueti en su boca.


-          Sí- respondió mi madrastra alegre- a todos les trajimos regalos, pensábamos estar en el Caribe un poco más de tiempo pero su padre se apuro en regresar.

-          ¿No era que se iban a Miami?- preguntó Axel.

-          Nos quedamos quince días allí- respondió papá- después fuimos al Brasil, pasamos por Punta Cana que queda en República Dominicana, después fuimos a París, nos quedamos un buen tiempo allí- soltó una risita pícara- y por último pasamos por el Caribe.

-          Qué envidia- murmuró la Tía Marga desde la cocina.

    Noté una tensión cuando me miraba la madre de Sou, ¿siempre me había mirado de esa manera?.... quizás me sentía así ahora que sabía que sentía algo por su hijo, no podía mirarla a la cara.



-          Y ustedes, ¿se divirtieron?- preguntó entonces alegremente.


-          Muchísimo- contestó instantáneamente Matt- deberían irse otra vez de viaje.

-          Mm… la próxima vez iremos todos- añadió mi padre, yo intuí que esa “próxima vez” tardaría mucho en llegar ya que habían estado de viaje por tres meses y mi padre no era de querer viajar mucho.

-          Sou, ¿cuándo te casas?- preguntó repentinamente su madre, él estaba bebiendo un sorbo de su jugo en ese momento y se atragantó.

-          ¿Souchirou tiene novia?- preguntó entonces papá.

-          No, no tengo- respondió él amargadamente.

-          ¿Y qué pasó de esa jovencita pelirroja que salía contigo?- preguntó su madre triste.

-          Quizás ahora esté en un manicomio.

-          Vamos Sou, no te gusta porque te controla ¿verdad?- continuó su madre- creo que disfrutaste bastante ya de tu vida.

-          Mamá, ella está loca, obsesionada.

-          Su familia es muy adinerada- en ese momento escuché un fuerte sonido, él se puso de pie golpeando con fuerza la mesa.

-          No siento absolutamente nada por esa mujer- me miró por el rabillo de ojo por un segundo para después clavar de nuevo su mirada en su madre.


    Se dirigió hasta su habitación, me puse un poco nerviosa mientras su madre me examinaba cuidadosamente, ¿acaso tenía algo por la cara?

-          Tu tía Marga dijo que se llevan muy bien ustedes dos- añadió secamente- me alegro que se estén integrando como una fa-mi-lia- se puso de pie dejando a medias su cena, había separado bien la última palabra de una manera aterradora, ¿ella siempre había sido así?

    Tragué saliva nerviosamente, entonces observé el rostro de los que seguían en la mesa, Axel miraba a nuestra madrastra con el seño fruncido, Matt la miraba seriamente… extraño ¿no?... pero papá siguió probando su comida sin prestar mucha atención a la conversación y a la tensión que se esparcía por el ambiente.

    No comprendía ese sentimiento de miedo mezclado de culpa, ella tenía razón, éramos una “fa-mi-lia” y debíamos integrarnos como tal, no con romancecitos escondidos.

    Pero en qué pensaba, sacudí la cabeza, ella acababa de llegar, no pudo haberse dado cuenta de que yo me sentía atraída hacia él o que él… me sonrojé completamente recordando su declaración sonriendo como una estúpida adolescente enamorada.


PD: Prepárense para una bomba con el sigt. capi que faltan recibir ciertas noticias.
 
 
« Última modificación: Enero 27, 2012, 06:40:21 pm por Kari »

Desconectado zakuro_maid

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 118
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • Tenshi to Akuma
Re:Locura X 4 Cap.[11/??]
« Respuesta #32 en: Enero 28, 2012, 07:27:01 pm »
sugoiii ash por que tenian que llegar sus papas jajaja bueno espero con ansias la siguente n.n


Hay cosas en este mundo mas faciles de ver cuando tratas de no verlas

Desconectado Kari

  • Soldado de Primera
  • *
  • Mensajes: 57
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
Re:Locura X 4 Cap.[12/??]
« Respuesta #33 en: Febrero 02, 2012, 03:56:26 pm »
Bueno, les dejo un capítulo más, en serio gracias por seguir leyendo y por los comentarios n.n
 
Capítulo XII
 
    Esa mañana no encontré a nadie en la cocina, me preparé el desayuno entonces en mi mente vinieron las respuestas a mis preguntas apenas miré en calendario que colgaba en una esquina, era feriado, eso explicaba el silencioso ambiente de la casa.


    Fue entonces cuando una persona se me vino a la mente, Matt, tenía que cobrarle la broma de la última vez, me dirigí sigilosamente hasta su cuarto, no quería que despertara antes del gran susto que le daría.


-          ¡Levántate!- entré repentinamente en su habitación.


    Su sábana estaba enredada en su cuerpo, estaba durmiendo en bóxer boca para abajo, su pierna colgaba de un lado mientras que su brazo salía por el otro lado, por un momento llegué a sentir lástima por su futura esposa.


    Me sentí frustrada al ver que mi grito no lo había despertado.


-          Matt- me acerqué a su rostro y me aseguré de que siguiera respirando.

-          Sigue vivo- suspire de alivio.


    Me impresionaba que no le doliera el cuello o algo por dormir así, a mí con tan sólo verlo así me dolía todo.


    Estaba con la boca abierta babeando, pensé que sería gracioso sacarle una foto.


    Lo hice, se saqué fotos de diferentes ángulos, de cualquier forma en que lo miraras se veía tan gracioso.


    Bajé hasta la sala para mirar de nuevo las fotografías.


-          Esta está muy buena- murmuré matándome de la risa, me dejé caer en el living.

-          ¿La publicarás en internet?

-          ¡Ahh!- me asusté al escuchar la voz de Sou cerca de mi oído, ¿desde cuándo estaba allí?

-          Shhh- me cubrió la boca con una mano.



    Me quedé en silencio cuando él apartó su mano de mí.


-          Buenos días.

-          ¿Buenos… días?- me extrañé al verlo tan arreglado- ¿vas a alguna parte?

-          Voy a visitar a mi padre, voy a convencerlo para no casarme.

-          ¿Casarte?

-          ¿Acaso no habías escuchado a escondidas la otra vez nuestra conversación?

-          ¿Qué crees que soy?... ¿una metiche?

-          No te importa, si me caso con esa mujer…- se pasó la mano por el cabello mandándolo hacia atrás, unos mechones llegaban a tapar su rostro llegando hasta los ojos.

-          Um yo…

-          Marilyn- se subió en el living agarrándome de las muñecas haciéndome acostar en éste, puso mis manos sobre mi cabeza cruzándolas para así sujetarlas con una sola mano.

    Los mechones de su negro cabello volvieron al lugar de antes, se veía tan… no, no podía ver a Sou de esa manera.

-          Fui completamente sincero contigo, ahora quiero saber ¿qué sientes tú por mí?

-          Yo por ti…- añadí en un susurro, decir la verdad o mentir para mantener la familia que ahora formábamos, mi mente estaba luchando en contra de mi corazón.

-          No sé…

-          Bien…- se puso de pie liberándome- me voy…


    Un momento, no quería que se vaya, no estando enojado conmigo, no podía dejar que se vaya así.


-          ¡Sou!- salí de la casa tras de él, la puerta principal se cerró con el viento, estaba un poco fresco afuera.

-          ¿Sí?

-          Yo… no quiero dejarte ir- le abracé con fuerza.

-          Entra en la casa o te resfriarás, no salgas así de desabrigada…

-          No te voy a soltar.

-          Marilyn…

-          Si te suelto te irás y dirás cosas estúpidas yo… no quiero que arruines tu vida estando con una mujer que ni siquiera te cae bien.

-          Entonces es eso…- me acarició la cabeza- por un momento pensé que dirías que me querías sólo para ti…


    Me soltó, se metió en la camioneta y me dejó.

-          Acabo de decir algo muy estúpido- me dije a mí misma entre dientes mientras entraba en la casa.

    Esperé a Sou durante horas peor él no regresaba, todos ya estaban despiertos en la casa, poco después fue la hora del almuerzo y él seguía sin llegar.


-          El día está muy tranquilo- añadió mi padre con la boca llena tratando de cambiar la atmósfera pesada.

-          Es un hermoso día, además, hoy creo que Sou se compromete.

-          ¿Cuándo vas a entender que ella no le interesa a Sou?- Matt se puso de pie histérico.

-          Matt, siéntate- ordenó su madre.

-          No eres más que una mujer interesada, es su fortuna la que te interesa, no vengas con eso de que la chica te cae bien, ella no le cae bien a nadie.

-          Siéntate Matt.

-          No, gracias… perdí el apetito.


    Oh rayos, normalmente era Axel el que hacía ese tipo de escenas durante el almuerzo o la cena, era la primera vez que Matt se comportaba de esa manera como niñito mal criado.


-          ¡Matt!- le llamé, pero me ignoró.

-          Siéntate cariño, ya se le pasará- añadió mi madrastra tranquilamente.


-          No, voy a ver que no rompa nada.


    Demasiado tarde, apenas dije eso se escuchó un fuerte ruido, ya acababa de romper algo.


-          Yo también iré- murmuró Axel.


    Al entrar en su habitación, vi unos libros desparramados y su lámpara tirada en el suelo rota en pedazos.


-          Matt.

-          Esa tipa está loca, Souchirou es mi único hermano y sé que él odia a esa mujer, es insoportable.


-          ¿No estás exagerando un poco?

-          Para nada, hasta estoy siendo amable describiéndola.


    La puerta volvió a abrirse, entonces los tres nos encontramos con el rostro de Souchirou enojado.


-          Matt, deja de hacerte del estúpido y baja a comer antes de que mamá en verdad se enoje.

-          Y qué si se enoja…

-          Sabes cómo se pone cuando se enoja en verdad, te ordeno a que bajes…

    Matt obedeció, Axel lo siguió, él parecía ser más el hermano de Matt que Sou.

    Nuevamente nos quedamos solos.

-          ¿Tú no irás a almorzar?- preguntó entonces indiferente.

-          No, ya no.

    Me quedé sola, quizás estén pensando ¿existe acaso alguien más estúpido que yo?... la respuesta es “no”… eso era lo que pensaba yo, estaba siendo tan estúpida, pero era tan difícil admitir lo que yo sentía por él, y ahora más sabiendo que se iba a casar con otra…

-          Sou- bajé apresuradamente por las escaleras.

-          Él ya almorzó con su padre, está en su cuarto-añadió papá de mala gana, sabía que él estaba celoso.


    Me dirigí hasta la habitación de Sou, entré sin siquiera tocar la puerta, de lo cual me arrepentí al ver que se estaba cambiando.


-          Ah, perdón, debí haber tocado antes de entrar…

-          Como si fuera la primera vez que me ves sin remera- me detuvo estirándome del brazo- ¿qué sucede?

-          Um… yo… quería saber si en serio…

-          No me pienso casar con ella, mi padre me va a ayudar.

-          Es un alivio- me senté en su cama, sentí cómo un gran peso se me salía de encima.



-          Qué cruel eres, llenando de falsas esperanzas a mi corazón al demostrar que te preocupas por mí…
-          Sou, no son falsas esperanzas…

-          ¿Ilusión quizás?


-          Tampoco… Sou, yo en serio…


-          Hijo, cuéntame todos los detalles- entró repentinamente su madre mirándome a mí como una intrusa.

-          Mejor salgo- añadí.

-          ¿Qué hacían los dos solos aquí?- me congelé completamente junto a la puerta al escuchar su pregunta.

-          ¿Acaso dos hermanos no pueden conversar sobre amor?... Marilyn, él te adora, así que no te sientas más insegura- añadió entonces, capté su indirecta.

-          Gracias doctor corazón- añadí con una sonrisa fingida que se vio bastante nerviosa.

    Ya en otro momento será, pero de ese día no pasaba en que le dijera lo que sentía, o al menos eso fue lo que pensé…

    Un mes después…

-          Yo atiendo- añadí, pero alguien se me adelantó.

-          ¿Cómo?- la madre de Sou estaba completamente alterada- ¿dónde?... ajá… allá vamos…

-          ¡Sou!... ¡Matt!

    No había tenido aún la oportunidad de estar a solas con Sou desde esa vez, y con cada día que pasaba, sentía que mis sentimientos hacia él iban creciendo más y más.

-          ¿Qué pasa?

-          Nos vamos al hospital.


-          ¿Al hospital?- murmuró Sou extrañado.

-          Su padre está muy grave.

-          ¿Cómo?- preguntaron los dos a la par.

-          Posiblemente sólo nos iremos para despedirlo, tal vez esta vez él no se salva- no pude ver ni una mueca de tristeza en ella.

-          Yo no iré…- los tres nos volvimos hacia Sou.

-          Es tu padre…- añadí en u susurro extrañada, él adoraba a su padre.

-          Por eso mismo, y no traten de convencerme que sus intentos serán completamente inútiles.

    Se encerró en su habitación bajo llave, su madre golpeaba su puerta con histeria pero él no abría, algunas veces sentía que no entendía para nada a Sou.

-          Te lo dejo a tu cargo, cuida que no intente nada estúpido, sé una buena her-ma-na- añadió su madre enfatizando la última palabra, era obvio que sospechaba que entre Sou y yo había algo.

-          No se preocupe.

-          Ah, prepara la cena por mí, puede que Matt y yo no regresemos esta noche.

    Mi padre había viajado por cuestión de negocios, se suponía que llegaría mañana.

    Estábamos Sou y yo solos en la casa, Axel acababa de salir con su novia, que por cierto yo aún no conocía, pero según como la describía Axel ella era todo un amor de persona.



    Las horas pasaron rápidamente, al terminar de preparar la cena, hice mi último intento por llamar a Sou, pero no contestó así que cené sola.

    Lavé los cubiertos y subí de nuevo, ¿qué tal un último intento?... eso mismo pensé en los últimos catorce intentos por qué me abriera la puerta.

-          Sou… abre por favor…

-          …- otra vez nada, me senté en el suelo y seguí golpeando la puerta.


-          Al menos dime algo para saber si sigues vivo.

-          Algo…- escuché su voz del otro lado de la puerta, al fin había tenido una respuesta.

-          ¿Tienes hambre?

-          No.

-          Ábreme la puerta.

-         

-          En verdad debes odiarme por hacerme sufrir de esta forma…- mi último intento pensé.

    Suspiré dándome ya por vencida cuando la puerta se abrió dejándome caer hacia atrás ya que estaba recostada por ella.

-          Sí que eres insistente…

-          No te entiendo…- me puse de pie- me preocupabas pero ahora que te veo, te veo bien…


-          Las apariencias engañan.

-          Me preocupas…

-          Me di cuenta, estuviste golpeando a mi puerta todo el día.

-          ¿Por qué no fuiste?

-          Porque no quiero despedirme de él- entró en su habitación y se volvió a sentar en su cama.

    Me hizo una seña para que me sentara a su lado, obedecí, cerré la puerta y me acerqué a él.

    Al sentarme a su lado me sentí muy nerviosa, había pasado mucho tiempo desde la última vez que habíamos estado así a solas.

-          Puede que se salve.

-          Marilyn…- me abrazó repentinamente.

    Nunca antes lo había visto tan frágil, me abrazaba con fuerza, podía sentir su respiración agitada.

-          No tengas vergüenza de mí, puedes llorar si quieres.

-          No lo haré...- (cara dura ¬¬)


-          Sou… te amo- murmuré, quizás no era el mejor momento para una confesión, pero me lo había estado tragando por un largo tiempo.

-          Lo sé.

    Me sonrojé completamente, estuvimos así quizás por más de dos horas hasta que sus brazos se desprendieron de mí.

-          Ya es muy tarde- añadió mirando el reloj.

-          Mañana es sábado así que no importa.

-          Marilyn…- susurró mi nombre cuando ya me estaba yendo.

-          ¿Sí?

-          ¿Quieres dormir conmigo?

-          ¿Eh?- abrí los ojos como platos de la sorpresa y mi cara se puso más roja que un tomate.

-          Por favor…

    No podía negarme, además, él había hecho lo mismo la otra vez cuando yo le pedí que se quedara conmigo, me acosté en una esquinita.

-          Buenas noches.

-          Buenas noches…- me abrazó por detrás pegando su cuerpo con el mío.

-          Sou…- traté de alejarme, pero quizás fue mala idea mirarlo a los ojos, esos hermosos ojos verdes que me miraban con tanta dulzura.

-          ¿Mm?- preguntó susurrándome en el oído.

-          Hah…- jadeé al sentir sus labios posarse en mi cuello y darme un dulce beso,

-          ¿Te gusta?- preguntó en un susurro mientras me seguía besando la oreja bajando hasta el cuello.

-          N…- no me dio tiempo de decir nada, me dio un beso que no podía para nada compararse con el primero, ¿cuánto tiempo estuvo reprimiéndose?

-          Ahora sí, buenas noches- añadió cuando dejó de besarme.

    Me quedé profundamente dormida en sus brazos, entonces alguien entró.

    Matt, esta vez ya no me asustaría por más de que gritase.

-          ¡Qué significa esto!- me desperté al instante, Sou también hizo lo mismo, ambos miramos asustados a la persona que estaba junto a la puerta.

-          Lo que parece- respondió entonces Sou abrazándome por detrás, ¿pero en qué estaba pensando?

-          ¡Aléjate de él zorra!

-          ¿Zorra?- pregunté, era la primera vez que alguien me llamaba así y me ofendió bastante.

-          No permitiré que llames así a mi novia- volvió a desafiarla Sou- puedes estar tranquila, nunca hicimos nada, aún…- enfatizó la última palabra exclusivamente para provocarla, ¿qué había pasado del Sou tranquilo y prudente?...

-          No puede haber nada entre ustedes, no quiero verlos juntos nunca más- siguió gritando, su rostro estaba completamente rojo de la ira.

-          ¿Por qué no?...- Sou seguía desafiándola, a mí ni siquiera se me salía la voz.

-          ¡Porque son hermanos!

-          Vamos mamá, es mi hermanastra, no mi hermana.

-          Claro que sí, es tu hermana.


    Eso cambiaba las cosas, Sou me soltó repentinamente, yo estaba muy confundida.


-          Papá tenía razón- murmuró Sou- yo no era su hijo…

-          Así mismo…


    El rompecabezas se empezó a armar en mi mente, Sou era dos años mayor que yo, sus ojos eran verdes como los míos, su cabello era negro como el mío, mi madrastra y mi padre fueron novios y Sou tiene exactamente la edad que coincide con el tiempo que transcurrió desde que se separaron, entonces, ¿somos hermanos?
 

Desconectado lixxie

  • Soldado
  • *
  • Mensajes: 33
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • Las metáforas hacen que la vida suene mejor
Re:Locura X 4 Cap.[12/??]
« Respuesta #34 en: Febrero 03, 2012, 10:55:08 am »
waaaaaaaa!!!!! que emocion :feliz: sigueloooo pleaseeeeee!!! casi lloroo :sadfox:

pobre sou, pobre marilyn :triste:



It's better to be ignored than be an ignorant

Desconectado Kalina

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 227
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
  • Camino de sueños y esperanzas (L)
Re:Locura X 4 Cap.[12/??]
« Respuesta #35 en: Febrero 09, 2012, 07:26:11 pm »
NOOOOOOOOOOOO !!! Por que me hacen esto ?!?!!?  PORFAVOR siguelo !!  quede muy metida DDDD: QUE TRISTE ! LLORAREEE !!! Tengo que seguir leyendo esto ):

Desconectado Kari

  • Soldado de Primera
  • *
  • Mensajes: 57
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
Re:Locura X 4 Cap.[13/??]
« Respuesta #36 en: Febrero 21, 2012, 03:41:02 pm »
Después de taaanto tiempo les dejo el capítulo 13 que lo disfruten ^^
 
 
Capítulo XIII

 
  Me quedé sin palabras, ¿yo y Sou hermanos de sangre?


 

 
    En ese momento mi corto momento de gran felicidad se desboronó en un abrir y cerrar de ojos, no, eso no podía ser verdad, que alguien me despierte por favor…
 

 

 
-          Um… permiso- salí de la habitación, estaba llena de dudas.
 

 

 
    Podía oír los gritos provenientes en aquella habitación, pero una parte de mí se rehusó a escuchar lo que decían, mi cerebro no estaba en condiciones de procesar nada más por el shock.
 

 

 

 
-          ¿Qué es todo ese escándalo?- era Matt frotándose los ojos de sueño.
 

 
-          Souchirou y yo… somos hermanos.
 

 
-          Si.
 

 
-          De sangre…
 

 
-          ¿De sangre?- al parecer él tampoco sabía ni sospechaba nada.
 

 
-          Voy a salir a tomar aire fresco.
 

 
-          Marilyn, eso no puede ser cierto, ¿quién te dijo algo tan estúpido?
 

 
-          Tu mamá- me limité a responder antes de salir afuera sin rumbo fijo.
 

 

 

 
Matt Prov.
 

 
    ¿Marilyn y Souchirou hermanos de sangre?... no, definitivamente para mí algo no encajaba en todo eso.
 

 

 
    Puede que tengan casi el mismo color de ojos y el mismo color de cabello, mismo color de piel y… se llevan dos años, la edad de Souchirou coincide con el tiempo en que mi mamá y mi padrastro se separaron, no, esperen…
 

 

 
    Empecé a pensar más claramente, sí, aunque no lo crean yo también pienso cuando se trata de algo muy importante.
 

 

 
    Mis padres se casaron dos meses después de conocerse justo en su aniversario número tres, si se casaron el doce de mayo, significa que se conocieron el doce de febrero y justo en ese mismo día empezaron a salir, pero Sou nació el… ¿cuándo era?
 

 

 
    Lo revisaría en el calendario de mi teléfono más tarde, por el momento iba a calmar esos griteríos que tal vez se escuchaban por toda la cuadra.
 

 

 
-          ¡Hey!- entré en la habitación de Sou.
 

 
-          ¿Qué crees que estás haciendo?- Bueno, veía lo que estaba pasando, Souchirou estaba ¿empacando?
 

 
-          Me voy- salió de la habitación dejándonos a solas a mí y a mamá.
 

 
-          Mamá…
 

 
-          ¿¡Qué quieres!?- preguntó gritándome.
 

 
-          ¿Cuándo era el cumpleaños de Sou?
 

 
-          Estamos pasando por una crisis familiar y tú piensas otra vez en fiesta… es el 17 de enero.
 

 
-          Ah, gracias ma.
 

 

 

 
    Ya habrán hecho las cuentas, si se casaron el doce de mayo y Souchirou nació el diecisiete de enero, y estuvieron saliendo desde febrero, significa que mamá se embarazó en abril, el segundo mes en que salía con papá y un mes antes de casarse.
 

 

 
    Entonces ella estaba mintiendo, pero ahora venía una pregunta ¿por qué mentía?
 

 

 
    Agh, soy todo un genio, apuesto a que están pensando eso también, debería trabajar como detective privado o algo por el estilo, bueno, basta de niñerías, tenía que resolver aún una cosa, la razón por la cual mamá estaba mintiendo.
 

 

 
    La idea de que no quiera a Marilyn con Souchirou era evidente, pero si ella le caía tan bien al principio, ¿por qué no los quería juntos?
 

 

 
Fin de Matt Prov.
 

 

 

 
    Estaba dando ya como cuatro vueltas por la misma cuadra cuando me encuentro con Souchirou y… ¿unas maletas?
 

 

 
-          ¿Te vas?- pregunté sin pensarlo dos veces, pero si yo no me quería apartar de él.
 

 
-          Marilyn…- me dio un fuerte abrazo, podía escuchar el sonido de su respiración en mi oído, y podía compartir el mismo sentimiento de dolor que él sentía en ese momento.
 

 

 
    Intentó besarme.
 

 

 
-          Basta Sou…- me quejé.
 

 
-          Ven a vivir conmigo- me susurró con una voz muy provocativa, su respiración estaba un poco agitada, tal vez porque hacía frío o porque estaba muy nervioso.
 

 
-          ¿Acaso estás loco?
 

 
-          No podemos ser hermanos, algo tiene que andar mal…
 

 
-          Por supuesto que sí, creo que te amo- ¿creo?... ¿dije creo?, estaba completamente segura, lo amaba.
 

 
-          Eso no es nada malo.
 

 
-          Compartimos la misma sangre.
 

 

 

 
    Siempre había odiado las historias de incesto, pero ahora que me estaba pasando a mí, me sentía como si quisiera cambiar de opinión pero mi ética me lo impedía.
 

 

 
    Sus brazos se despegaron de mi piel dejando en mí un nudo en la garganta, subió al taxi que se acababa de estacionar frente a nosotros.
 

 

 
    Sus ojos verdes se clavaron en mí por un corto instante conectándose con mi mirada antes de mirar a la nada mientras la puesta se cerraba.
 

 

 
    Yo había entendido el significado de esa mirada, fueron como palabras “no me quiero apartar de ti” seguido de “pero no hay nada que pueda hacer”·
 

 

 
-          Quiero ir contigo- llegué a decir para mí misma, pero ya era tarde, lo único que me quedaba por hacer era ver cómo el auto amarillo se hacía cada vez más pequeño en la carretera conforme se alejaba.
 

 

 
    Empezó a lloviznar, me quedé un momento recordando su abrazo, su respiración, sus palabras, su voz mientras el frío y violento viento se estrellaba contra mí haciéndome temblar, quizás en algún lugar cercano había una tormenta y se estaba acercando.
 

 

 
    Entré en casa completamente empapada, no me interesaba si me enfermaba después de eso, creí que nadie estaba allí, pero me equivoqué, vi a Axel con el teléfono.
 

 

 
-          ¿Axel?- noté que sus ojos estaban rojos, a punto de llorar, sus mejillas estaban rojas al igual que la punta de su nariz.
 
   
 

 
-          Papá tuvo un accidente mientras volvía de su viaje- añadió Axel casi llorando de la desesperación.
 

 
-          ¿Cómo?
 

 

 
    Subí apresuradamente por las escaleras tropezando dos o tres veces en el intento desesperado por avisar a la arpía, la que tenía las llaves del auto.
 

 

 
-          Ah, ya vino la zorra- murmuró de mala gana.
 

 
-          Papá tuvo un accidente.
 

 
-          ¿Cómo?
 

 

 
    Al parecer esa sería la reacción de todos ante la noticia sorpresiva sobre mi padre.
 

 

 
-          Tú te quedarás a cuidar la casa- ordenó mientras se preparaba para salir.
 

 
-          Eso no es justo.
 

 
-          Por castigo por lo que hiciste con mi Sou, me llevaré a Matt y a Axel, no quiero que te enredes con ninguno de ellos.
 

 

 
    Tenía tantas ganas de agarrarla a golpes, ya no la soportaba pero por el momento papá necesitaba de ella así que la dejé con vida, eso si mi mirada no la mataba.
 

 

 
    Me tomé una ducha y me acosté esperando cualquier noticia de papá que puedan darme rogando por que sean buenas noticias.
 

 

 
    Esperé toda la noche, pero por la mañana recién me dijeron que necesitaba donantes de sangre ya que había perdido mucha sangre en el accidente.
 

 

 
    Tomé un taxi y me dirigí hasta el hospital, pero lo que no esperaba era a quien iba a encontrar en la entrada de ese lugar.
 

 

 
-          ¿Qué haces aquí?
 

 
-          Necesita donante ¿no?... ¿quién mejor que su hijo?- en ese momento pensé que hablaba de Axel, negué con la cabeza.
 

 

 
-          Axel se desmaya cuando ve sangre.
 

 
-          Para eso estoy yo, no te preocupes, y de paso averiguamos de una vez por todas si en verdad somos hermanos- se veía muy serio y apurado, iba tras él cuando repentinamente salió Matt en mi camino.
 

 
-          ¡Marilyn!- me dio un abrazo, ok, eso sí que se sentía muy raro.
 

 
-          Tenemos que hablar, a solas- me susurró aprovechando el abrazo para disimular.
 

 

 

 
    Nos alejamos un poco de todos.
 

 

 
-          Si es importante dilo rápido, si no lo es espera hasta otro momento que ahora llevo prisa, quiero ver a papá.
 

 
-          Se trata de Souchirou y tú, averigüé algo que de seguro te…
 

 

 

 
-          ¿Ahora con Matt?- y si las cosas no podían empeorar, ¿cómo nos encontró de todas formas?- no tienes vergüenza.
 

 
-          Cállate vieja odiosa interesada- sabía que Matt era un reverendísimo mal educado, pero nunca antes había sido así con su madre, tal vez sabía algo que había hecho que se enfadara con ella o que perdiera el respeto por ella.
 

 
-          ¿Cómo me llamaste?
 

 

 
    Me zafé de ellos, que solucionen sus problemas de madre e hijo solos, yo aún quería ver a mi padre.
 

 

 
-          Está bien, ya repuse la sangre- murmuró Sou cruzándose conmigo y tomándome del brazo.
 

 
-          ¿Qué crees que haces?
 

 
-          Toma, no se lo des a nadie- me pasó un papel, lo guardé en mi bolsillo, él ya se iba, yo tenía dos opciones, una irme con Sou e ignorar el pecado que cometeríamos al estar juntos y dos ir a ver a mi padre.
 

 

 
    No podía abandonar a mi padre, entré a visitarlo, no se veía tan mal pero estaba dormido.
 

 
-          ¿Cómo está?- le pregunté al doctor que se encontraba con él en ese momento.
 

 
-          Va a estar bien, la sangre ya fue repuesta, por ahora deja que descanse y en dos días con suerte ya saldrá de aquí.
 

 
-          Qué alivio…- murmuré.
 

 

 
    Ahora sí podía regresar a casa tranquilamente, salí de la sala encontrándome con la víbora.
 

 

 
-          ¿Qué haces aún aquí?
 

 
-          Tranquila, ya me iba- no tenía intenciones de agredirla en un hospital, en primer lugar porque desperdiciaría mis energías en vano con ella para que en ese lugar la socorran inmediatamente y en segundo lugar, no quería llenar de preocupaciones a mi padre.
 

 
-          Limpia la casa y lava los cubiertos sucios que dejé- ¿ahora quién se creía?... me trataba como a su empleada doméstica.
 

 

 
    Salí de allí para tomar otro taxi cuando revisé mi bolsillo, no había tenido tiempo de leer lo que decía.
 

 

 
“Sé que quieres verme, sé que quieres estar conmigo, ahora vivo en un apartamento en la calle____________ Si te pierdes llama a este número 021-654356. Estoy en el piso 5, habitación 10”
 

 

 
    Tenía razón, el taxi ya estaba frente a mí, al subirme en él tenía dos opciones, irme a casa y trabajar como empleada de esa víbora o estar con Sou.
 

 

 
-          ¿A dónde la llevo señorita?
 

 
-          Por favor a esta dirección- le pasé el papel, no siempre iba a ser una niña buena, de vez en cuando me gustaba guiarme por mis impulsos sentimentales.
 

 
-          Como usted diga.
 

 

 
    Estaba nerviosa, ya estaba empezando a dudar de mi decisión, sólo me quedaría unas horas, ni siquiera había llevado ropa extra, pero no pensaba en serio quedarme a dormir allí ¿cierto? Aunque no sería la primera vez que durmiera con Sou.
 

 

 
-          Aquí es…
 

 

 
    Al bajar me quedé un poco impresionada, el edificio era muy bonito, y al entrar mucho más, era bastante lujoso, era de esperarse ya que el padre de Sou siempre le enviaba dinero y tal vez había heredado todo su dinero él junto con Matt.
 

 

 
    En cada piso sólo había dos habitaciones, pero eran extensas y lujosas, hasta el pasillo era enorme, el lugar estaba decorado con marfil y cristales.
 

 

 
    Toqué el timbrecito dorado, en pocos minutos alguien abrió la puerta.
 

 

 
    Mi corazón se detuvo, todavía no podía creer lo que estaba haciendo, ni dónde me encontraba en ese instante y mucho menos frente a quién.
 

 

 
    Su cabello aún estaba un poco húmedo lo que decía que acababa de tomarse una ducha, llevaba puesta una camisa a rayas color verde oliva con blanco que le sentaba bastante bien a su tono de piel y color de ojos.
 

 

 
-          Viniste- una sonrisa se había dibujado en su rostro.
 

 
-          ¡Sou!- esta vez fui yo quien le dio un fuerte y sorpresivo abrazo.

 

Desconectado Kalina

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 227
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
  • Camino de sueños y esperanzas (L)
Re:Locura X 4 Cap.[13/??]
« Respuesta #37 en: Febrero 21, 2012, 07:51:41 pm »
OOOOOOOOOOO:  Me quede sin palabras O:  Por favor siguelo que esta muy bueno :$$

Desconectado lixxie

  • Soldado
  • *
  • Mensajes: 33
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • Las metáforas hacen que la vida suene mejor
Re:Locura X 4 Cap.[13/??]
« Respuesta #38 en: Marzo 05, 2012, 07:15:54 pm »
 :wah :wah que emocion!!!!

suerte que no soy cardiaca, por que ya hubiese muerto

siiiiiiiiiiiiiiguelaaaaaaaa!!!!!!!, voy a enloquecer si no veo el siguiente capitulo!!!!



It's better to be ignored than be an ignorant

Desconectado Kari

  • Soldado de Primera
  • *
  • Mensajes: 57
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
Re:Locura X 4 Cap.[14/??]
« Respuesta #39 en: Marzo 30, 2012, 06:50:02 pm »
Capítulo 14
    Había estado un buen rato esperando sentado en el living beige, di un suspiro dándome por vencido, ella no vendría.


Me tomé todo lo que quedaba en la copa de una sola vez sintiendo cómo el whisky me quemaba la garganta.


Me dirigí al baño para tomarme una ducha, todo se sentía tan vacío, extrañaba a Matt, Axel y por sobre todas las cosas la extrañaba tanto a ella a pesar de haberla visto ese día.


Salí de allí envuelto en una toalla, observé mi cabello en el espejo, necesitaba un corte, me imaginé a mí viviendo solo durante años en ese lugar con barba y cabello largo, mi imaginación a veces se pasaba de la raya, reí solo.


Me vestí eligiendo lo primero que encontré en el armario, mientras abotonaba los últimos botones de mi camisa oí que el timbre sonó.


Me quedé en shock durante dos cortos segundos que parecieron ser una eternidad, cuando volví a reaccionar mi corazón empezó a latir rápidamente deseando que fuera ella.


No me di tiempo ni para secarme bien el cabello, caminé dando grandes zancadas hasta la puerta, traté de calmarme y abrí la puerta tratando de parecer la persona calmada que siempre fui.


- Viniste- no pude evitar sonreírle.
- ¡Sou!- se lanzó sobre mí dándome un fuerte abrazo.
- Me alegra que hayas venido- le susurré correspondiendo a su abrazo.


Dejé que pasara, se notaba en su mirada que estaba maravillada con el lugar, al volver a recordar lo que éramos en verdad me sentí incómodo, ¿cómo podría verla como a una hermana?


- ¿Quieres venir a vivir aquí?- mi pregunta le tomó un tanto de sorpresa, ella abrió los ojos como platos.
- ¿Contigo?
- Puedo mandar poner otra cama si quieres para que no te resulte tan incómodo, es que me siento un poco solo aquí.


Ella tal vez ya se había acostumbrado a la idea de que éramos hermanos, ¿acaso ya no sentía lo mismo?


Otra vez estaba dejando volar a mi imaginación, ella no había dicho nada aún.


- Sou, ¿qué piensas de todo esto?
- Desearía que sólo fuera una pesadilla, jamás voy a poder verte como a una hermana.
- Yo tampoco… te extraño, pero no puedo dejar solo a Axel y menos a papá.
- ¿Sólo por hoy puedes olvidarte de todo?- puse ambas manos sobre sus hombros, su mirada era igual a la mía.


Me tomó de las manos apartándolas de sus hombros, no dejó de mirarme fijamente, esa expresión seria la conocía bastante bien, era un “no” rotundo.


- Sou…- soltó mis manos dejándolas al aire, no entendí lo que quiso hacer en ese instante, por un momento llegué a pensar que me volvería a abrazar, pero en vez de eso sólo posó sus manos en mi pecho con la cabeza gacha- nos vemos- murmuró con la voz quebrada.


Escuché el sonido de sus pasos alejarse cada vez más y luego fueron interrumpidos por el de la puerta cerrándose no del todo.


El teléfono empezó a sonar, lo ignoré completamente, me aproximé a la entrada donde ya no quedaba nada de ella, me quedé esperando a que se abriera aquel ascensor y pudiera volver a ver su rostro, pero nada.


El teléfono me estaba sacando de quicio junto con el sonido de los relámpagos, tal vez se aproximaba una tormenta, no estaba de humor para atender a nadie, me aproximé a él con furia asesina iba a desconectarlo cuando tuve una corazonada, ¿y si era ella?


Imposible, no sería ella porque empezó a sonar apenas ella cerró la puerta, alcé el tubo.


- Hola.
- ¡Al fin!
- ¿Matt?- le había dado la noche anterior el número del apartamento pero no esperaba que me llamara, su sueño siempre fue independizarse de mí.
- ¡Por qué no contestabas!- era más un grito que una pregunta.
- ¿Qué pasó?
- Buenas noticias.
- No creo que exista una noticia que pudiera hacerme feliz ahora.
- No son hermanos.
- ¿Bebiste o algo?
- No escúchame, estuve averiguando, ni siquiera tienen el mimo tipo de sangre, no es tu padre.
- ¿Por qué mamá inventaría algo así de la nada?
- Porque te quiere ver casado con tu ex novia millonaria.
- Marilyn no es mi hermana…
- Ni se acerca.
- Matt eres el mejor en serio te amo.
- ¡Iuck! ¡qué gay!- exclamó.
- Cállate tonto, tengo algo importante que hacer así que voy a colgar.


Me sentía tan feliz, apenas salí de mi habitación hubo un corte de luz, mierda el ascensor no iba a funcionar.


Me bajé apresuradamente por las escaleras tropezando una que otra vez en la oscuridad.


Estaba lloviendo, llamé a un taxi antes de empaparme completamente.


Iba a subir en él cuando pude vislumbrar bajo la lluvia una figura borrosa muy conocida.


- Cambié de opinión- se acercó a mí, la besé impulsivamente sin importarme que toda una multitud pudiera vernos.
- Entremos antes de que pesques un resfriado- murmuré viendo que traía un bolso.


Utilizamos la luz de su celular para no tropezar por las escaleras, a mitad de camino la luz volvió.


- Estás empapada, te presto un poco de ropa.
- No hace falta- me mostró el bolsón de cartón que había visto antes.
- ¿Planeabas volver?
- No hasta que pasé por una vitrina que exhibía unas prendas hermosas y baratas, allí pensé en comprarlas y volver.
- Em… el cartón está muy mojado, ¿segura que tu nueva ropa está seca?
- ¡Oh mierda!- se quejó al mirar adentro del bolso.
- Entra a tomarte una ducha, te presto una camisa y un pantalón, o si prefieres usar la bata, como quieras- tartamudeé un poco al imaginármela sin ropa.


Entró a ducharse mientras yo me cambiaba la ropa mojada por una seca, elegí una camisa para ella y un pantalón que no le quedara demasiado grande como para resbalarse a cada rato por sus caderas.


- ¿Sou?- me llamó cuando acabó de usar el baño.
- ¿Sí?
- Pásame la bolsa que está dentro del bolso de cartón sin curiosear y también la de la farmacia.
- Ok…- lo pidió con tanta timidez que me dio curiosidad.


Era una bolsa de otra tienda, allí dentro había ropa interior, en la de la farmacia sólo un cepillo de dientes, desodorante y un perfume, sonreí con lo último, era la fragancia que yo le había dicho hace ya un gran tiempo que me gustaba.


- Aquí está- traté de actuar lo más natural posible.
- Gracias.

Un rato más tarde salió con la bata puesta.

- La ropa está sobre la cama- me volteé para darle más espacio.
- Gracias.


Hubo un largo rato de silencio, traté de romper el hielo comentando cualquier cosa.


- Llamé a una pizzería, en media hora estará el pedido.
- Mm pizza- susurró abrazándome por detrás.
- ¿Te queda la ropa?
- El pantalón me queda un poco flojo y la camisa un poco larga pero se siente bastante cómodo.


Me volví hacia ella, sentía que me estaba olvidando de algo ¿de algo?... de todo me olvidaba cuando la tenía frente a mí.


- Es raro verte así- me burlé.
- ¿Prefieres que use ropa más ajustada?- añadió de broma estirando la camisa por atrás para marcar su silueta delgada.
- No me importa cómo estés vestida- la acorralé para besarla, pero entonces fuimos interrumpidos por el sonido del timbre- vuelvo enseguida.


Después de cenar todo empezó nuevamente la incomodidad, prendí el televisor para pasar el rato, apenas eran las ocho de la noche, ella estaba sentada en el living justo al lado mío.


No podía concentrarme teniéndola pegada a mí recostada en mi hombro.


- ¿Sabes?- murmuró entonces robándose toda mi atención- contigo estaba dispuesta a hacer todo lo que con cualquier hombre nunca me atreví.

Entonces recordé lo que había olvidado, aún no se lo había dicho.


- No somos hermanos, Matt lo averiguó.
- ¿No?
- Pero fue lindo lo que me dijiste- le di un beso, ella se entregó completamente.
(Desde esta parte hasta el cap sigt. no es apta para menores de 16 años)
[spoiler]
La cargué hasta donde estaba la cama, nunca pensé que alguna vez iba a tener que quitar ropa masculina.


Mis manos recorrieron su cuerpo explorando cada centímetro de su piel.


- ¿Segura que quieres terminar esto?- me detuve antes de empezar a quitarle la ropa interior.
- Sí.
 
Continuará.
[/spoiler]
 

PD: Una preguntita, estoy empezando a escribir un fanfic y quiero titularlo "El amigo de mi hermano" no es apto para menores de 16 años les dejo la reseña y me dicen si les gustaría que lo publicara en esta página =)
 
Resumen:

 ¿Qué pasaría si te enamoras de uno de los amigos de tu hermano?
 ¿Qué pasaría si su otro amigo está loco por tí?
 ¿Qué pasaría si tu hermano tiene una aventura con la novia de su mejor amigo?
  Ahora en plan de venganza ese amigo tratará de usar el lado más vulnerable de ese hermano tan celoso... su única hermanita menor.
  Y la pregunta es, con cuál de los amigos de su hermano se quedará.
 
« Última modificación: Marzo 30, 2012, 06:56:48 pm por Kari »

Desconectado Kalina

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 227
  • KI: 0
  • Sexo: Femenino
  • Camino de sueños y esperanzas (L)
Re:Locura X 4 Cap.[14/??]
« Respuesta #40 en: Abril 26, 2012, 08:43:11 pm »
Wah esta muy bueno *O*