FOROS

Octubre 18, 2018, 07:08:01 pm

Encuesta

¿Qué pareja de esta historia les gusta más?

Alexander X Rose
Karin X Alexander
Jane X Jaret

Autor Tema: Recuerdos [28/28] + extra [FINALIZADO]  (Leído 15844 veces)

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Recuerdos [28/28] + extra [FINALIZADO]
« en: Enero 29, 2011, 02:38:48 pm »
  Bueno, es la primera vez que hago esto así que aceptaré cualquier consejo o crítica constructiva ;D

Sinopsis: Karin una chica bastante ingenua, proviene de una familia de magos bastante privilegiados que guardan de generación en generación secretos acerca de cómo alcanzar la inmortalidad y el máximo poder, en un mundo lleno de magia muchos intentan descubrir esos secretos, todo comienza cuando aparece un gran oponente que trata de ser completamente inmortal y el ser más fuerte de todos, entonces sus padres guardan todos sus conocimientos en un talismán que se lo dan a su hija menor y le piden que huyera. Pero eso no detendrá a los perseguidores de Karin.

Capítulo 1: "Huir"

    Mis piernas ya no soportaban, me estaba quedando sin aliento, pero no podía dejar de correr, pensaba que era el acto más cobarde que había hecho en toda mi vida, pero ¿qué esperaban de una niña de ocho años?... empecé a llorar pensando en mi familia, pero no podía regresar atrás pues aún escuchaba a alguien venir tras de mí.
    Cerré fuerte los ojos y sacudí la cabeza cuando se me ocurrió darme por vencida, si lo hacía, entonces el esfuerzo de mis padres hubiera sido en vano, pero… ella también estaba allí, no podía abandonarla o mejor dicho no quería abandonarla, pero ella también me había gritado para que huyera.
    Al abrir los ojos miré el horizonte, el sol estaba saliendo, ya no sentía si estaba corriendo o no, sólo por ver los árboles pasar me daba cuenta de que aún estaba corriendo, ya no sentía mis piernas, el único sonido que lograba escuchar además del de los pájaros cantando era el de mis pasos y mi entrecortada respiración, estaba amaneciendo, eso me hizo pensar de que ya había corrido bastante tiempo, el tiempo que nunca me había imaginado que era capaz de correr sin tropezar.
    Ya casi no recordaba de qué exactamente estaba huyendo o quería huir, pero tan sólo con recordar los rostros desesperados de mis padres gritándome que corriera, luego esa cara con aquella sonrisa macabra dibujada en su rostro, en el rostro de aquel desconocido que me estaba siguiendo con una espada manchada con sangre.
    Aun recuerdo que tropecé y caí al suelo, se me acalambraron las piernas, espere a que me alcanzara, pero nadie apareció, estaba llena de rabia, yo era la culpable de todo lo que había sucedido, ¿por qué tenía que ser tan ingenua?, me odiaba a mí misma.
    Caí en un profundo sueño después de sentir unos cálidos brazos cargarme y escuchar una tranquilizante voz susurrarme: “estarás a salvo”
    Cuando desperté, estaba tendida en una enorme cama, alguien estaba durmiendo a mi lado, mis ojos se llenaron de lágrimas cuando vi a mi hermana al lado mío, estaba tan feliz, pero tenía unas cuantas heridas así que no quise abrazarla para no despertarla.
-   Qué bien que ya despertaste- escuché en eso una voz adorable, al voltearme vi a un niño sentado en una silla que al parecer nos estaba cuidando, tenía una mirada azul fuera de lo común.
-   Hola, ¿quién eres y dónde estoy?- mire a mi alrededor.
-   Me llamo Alexander, pero dime Alex, estás en mi casa.
-   ¿Cómo llegué aquí?
-   Mi padre te encontró tirada cerca del pueblo esta mañana y a ella anoche la salvó de un hombre extraño.
-   ¿Un hombre extraño?- entonces reaccioné- ¿y mis padres también están aquí?
-   No…- entonces no pude evitar ponerme a llorar- ¿acaso dije algo malo?
-   Mis padres están muertos- dije chillando de una manera casi inentendible.
    En ese momento se abrió la puerta, un hombre de apariencia joven de alrededor de veinte años de edad entró en la habitación, tenía el cabello castaño claro, era bastante apuesto si dejábamos de lado el delantal lleno de florcitas y la sartén en su mano.
-   ¿Qué es ese escándalo?- lo dijo dulcemente, entonces clavó su mirada en mí.
-   Ella fue- añadió el niño señalándome y haciéndose el buenito, bueno, el no me había hecho nada malo, todavía.
-   Ya me tenías preocupado, no te movías ni nada, lo olvidaba- buscó algo en el bolsillo de su pantalón- esto venía por tu cuello, creí que era valioso así que lo cuidé por ti mientras dormías.
-   Sí, es muy valioso, este es…- nuevamente estaba siendo ingenua, decidí no continuar con lo que iba a decir.
-   Sé lo que eso es…
-   ¿Quién eres?- me puse de pie a la defensiva, mamá me había advertido, me había dicho que todos los que supieran de ello eran enemigos al asecho y yo no volvería a caer en el mismo truco de la apariencia inocente dos veces.

Bueno espero que les haya gustado XD - Continuará...
« Última modificación: Abril 23, 2011, 03:38:26 pm por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [01/?]
« Respuesta #1 en: Enero 30, 2011, 07:27:57 pm »
Me gusta :okydocky: aunque creo que las letras deberían ser un poco más grandes para no perderse en la lectura. Esperaré el sigt cap :)
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [02/?]
« Respuesta #2 en: Febrero 01, 2011, 06:52:12 am »
Capítulo 2: "Como una familia"
   
-   Tranquila, si era malo no te lo hubiera devuelto, es más, te lo hubiera robado y te hubiera dejado tirada donde te encontré.
-   Creo que eso es verdad- me puse el talismán.
-   Además nosotros no lo necesitamos, somos Ángeles de energía, mi hijo Alexander y yo.
-   ¿El es tu hijo?-  o.o
-   Sí, tengo doscientos años.
-   ¿¡Eh!?  :ahh:
-   No es nada de qué sorprenderse, nosotros no envejecemos, por eso no necesitamos los secretos que guarda ese amuleto.
-   ¿Y él cuántos años tiene?- señalé con el dedo al Alexander.
-   El tiene diez años, mi esposa murió pocos meses después que él nació, nosotros sólo morimos si uno de nuestra especie nos mata o no podemos soportar el dolor.
-   Debió de ser doloroso para ti- añadí pensando en mis padres.
-   Sí, lo fue- noté que se había entristecido completamente, traté de cambiar de tema rápido.
-   ¿Mi hermana está bien?
-   Sí, va a estar bien, ella estaba preocupada por ti, son muy unidas- incliné la cabeza, eso no era cierto, yo la había abandonado y huido sola.
-   Quiero vengar la muerte de mis padres- dije bajo para mí misma, pero él me escuchó.
-   Fui una de las pocas personas que tuvo el privilegio de conocer a tus padres y ellos no querrían verte así.
-   ¿Los conociste?
-   Por supuesto que sí, sus almas me rogaron que rescatara a tu gemela y a ti, también me pidieron que las cuidara hasta que puedan controlar su magia.
-   Apenas tenemos ocho años.
-   Lo sé, cuando cumplan quince sus poderes comenzarán a aparecer, podrán cuidarse solas y ya no estarán bajo mi cuidado.
-   Gracias por todo- me calmé más.
-   No hay problema- me mostró una sonrisa y salió de la habitación.
    Aún me odiaba por haber abandonado a mis padres, pero estábamos los cuatro acorralados, las barreras no funcionaban contra aquel oponente, el oponente que buscaba no sólo el poder absoluto, sino también la inmortalidad al 100%
    Mamá se había hecho a ella misma un conjuro, papá hizo lo miso, y guardaron el secreto de todo lo que sabían en este amuleto, el secreto que la persona que lo tiene colgado en el cuello puede saber, pero que se le olvida cuando se lo quita, tratar de contárselo a alguien es imposible porque una magia extraña te cierra la boca, escribirlo en una hoja de papel tampoco funciona porque se quema, son los secretos que sólo yo puedo saber.
    Pasaron los años, y mi personalidad cambio un poco, aún recordaba lo que había pasado detalladamente, había caído en la trampa de aquel anciano que había encontrado camino a casa, se veía tan frágil, me empezó a hablar amablemente, y entonces cuando me dijo que tenía una enfermedad muy grave y que sólo tenía un mes más de vida caí por completo en su trampa, me dijo también que cuidaba de sus tres nietos huérfanos y que no quería dejarlos, entonces dije algo que no debía…
-   Mi familia puede hacerte inmortal, así cuidarás de tus nietos y estarás con las personas que amas- en aquel instante el anciano se rió de mí de una forma desagradable y se convirtió en un cuervo, entonces noté que le había dado información a un enemigo.
    Pero me había hecho una promesa, nunca más volvería a huir de los problemas, y tampoco quería ser la princesita a quien se debe rescatar, quería cuidarme por mi misma así que traté de estar en forma y traté de dominar el kung-fu mientras aún no alcanzaba la edad en que mi magia brotaría mientras que mi hermana gemela Rose se convertía en lo que se puede llamar una dama, completamente lo opuesto a mí ya que las niñas de la aldea me tenían miedo, pero los niños se acercaban más a mí.
    Cumpliría quince años dentro de poco, entonces fue cuando me comparé con mi hermana, tenía una cabellera larga y bien cuidada mientras que mi cabello apenas llegaba a mis hombros de largor, se cruzaba las piernas al sentarse y usaba faldas cortas mientras que yo usaba pantalones flojos.
    También se pintaba las uñas y los labios, en cambio yo todo lo contrario. Un día a la hora del almuerzo noté que Alexander se la pasaba sin desviar ni por un solo segundo su vista de mi hermana.
-   ¿Te pasa algo Karin?- preguntó entonces Hernán, el padre de Alexander.
-   No, nada- respondí tan rápido que me mordí la lengua.
-   Entonces come o tu comida se enfriará.
    Me acababa de percatar de que a Alexander le gustaba mi hermana, pero ¿por qué me molestaba tanto?, siempre él y yo peleamos, no podía comprender aquel sentimiento.
-   ¿Qué te pasa enana?- añadió Alexander mirándome burlonamente.
-   ¡No uses la palabra enana conmigo!- bueno, la verdad es que me lo merecía, cuando éramos niños le decía enano a él porque era más bajo que yo, pero ahora el me pasa casi cinco centímetros y se cree el muy altote ¬¬
-   Es que andas muy distraída.
-   No mientas- dije dirigiendo la cuchara hacia mi boca, pero no tenía nada.
-   ¿Ves?... ahora tratas de tomar una sopa con un tenedor.
-   ¿Eh?- O///o miré lo que tenía en mi mano, él estaba en lo cierto.
-   Jajajajajajajajaja- sí que se mataba de la risa mientras yo  :grr:
-   Cuidado no te olvides de respirar- añadí de mala gana poniéndome de pie, es que tenía muchas cosas en qué pensar.
    Esa tarde recorrí la casa observando detenidamente cada detalle, después de un suspiro empecé a hacer mis maletas.
-   Sabes que puedes quedarte aquí hasta cuando quieras- añadió Hernán parado junto a la puerta.
-   Tú y Alexander fueron como una nueva familia para mí, pero mañana cumplimos quince años, me tengo que ir, ya no estaremos a tu cargo.
-   Les he tomado bastante cariño a las dos, también las considero parte de la familia.
-   No quiero que les pase nada más a las personas que amo, no sabes lo que es vivir con el miedo de que en cualquier momento aparezca un monstruo o vuelva a aparecer ese hombre y trate de arrebatarme esto haciéndoles daño- apreté con fuerza el talismán.
-   Todo va a estar bien- añadió con su voz tranquilizadora.
-   Ya tomé una decisión, pero prometo venir siempre a visitarlos, pero antes tengo que encontrar un lugar seguro donde vivir ya que mi casa quedó hecha pedazos.
-   Aun puedes considerar a este lugar como un hogar.
-   De eso no hay duda- traté de mostrar una sonrisa, pero creo que hice una mueca de dolor, pero no quería ponerlos en peligro.
-   Bueno, tengo que irme a atender la cena- oía sus pasos alejarse.
-   ¡Espera!- corrí hasta él con una reacción algo tardía, lo alcancé en el pasillo- lo que dije eso de que los considero como mi familia…- me dio penita hacer la petición.
-   Entiendo, no se lo diré a Alexander- me mostró una sonrisa.
-   Gracias.
    Iba a dejar a mi hermana en buenas manos, pues tampoco quería que ella se involucrara mucho, a la hora de la cena, al parecer todo iba normalmente, pero estaba equivocada, mi hermana y Alexander intercambiaban miradas y ambos estaban sonrojados, los dos se gustaban, ¿por qué no se decían lo que sentían y ya?
    Pero notaba algo más extraño, el viento soplaba de una forma anormal, sentí repentinamente una especie de escalofríos, entonces pasó lo que me temía.
    Hubo una fuerte explosión en el techo, todos salimos rápidamente de allí, un trol gigantesco había hecho un agujero en el techo, Rose salió corriendo y llamó su atención sin darse cuenta, vi cómo su gigantesca mano la capturó.
-   ¡¡Rosee!!- grité lo más fuerte que mis pulmones y mi garganta podían soportar.


Continuará..

« Última modificación: Febrero 15, 2011, 05:15:45 pm por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado JB2010

  • CLUB DE CABALLEROS
  • ***
  • Mensajes: 887
  • KI: 10
  • Sexo: Masculino
  • Tener que ser por ser es mejor no ser. :P
Re:Recuerdos [01/?]
« Respuesta #3 en: Febrero 01, 2011, 08:04:21 am »
Hola tamy esta muy interesante tu Relato, espero la continuacion. consejo deje un espacio minimo por cada 3 guiones del relato o cuando termines un parrafo con punto a parte, ese espacio ayuda a la gente a no perderse y no se cansa tan rapido en la lectura. si dejas el especio no tienes necesidad de subirle el tamaño de la letra si quieres claro xD..
Solo Creer en la Fantasia da un paso a la creatividad.. la locura solamente es por dar mas de un paso por cada fantasia.

"muchas gracias Moe_Moe T__T"
[spoiler]
"La Firma lo dice todo *o*"
[/spoiler]

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [02/?]
« Respuesta #4 en: Febrero 02, 2011, 10:08:34 am »
Qué bien!!, ya lo continuaste XD, se está poniendo interesante, espero la continuación  :okydocky:
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [02/?]
« Respuesta #5 en: Febrero 02, 2011, 11:47:39 am »
  Bueno, gracias por los consejos, los tendré en cuenta para el sigt cap XD.. aquí les dejo una descripción de los personajes que han habido hasta ahora..

Rose: Proviene de una familia de magos, es la hermana gemela de Karin, ella es como la mayor ya que ella nació primero y unos minutos más tarde Karin, se las diferencia por el cabello ya que ella lo tiene mucho más largo y por una marca de nacimiento (que más tarde se hablará de eso) de forma de un sol, tiene los ojos verde oscuros, es la más arreglada y femenina.

Karin: Bastante ingenua, de cabellera negra y corta hasta los hombros, al principio viste como un hombre, pero después de emprender su viaje va a vestir más femenina, siempre se discute con Alexander por insignificancias, pero más adelante se verá que es fría con Alexander porque en verdad está enamorada de él. Tiene una pequeña marca de nacimiento en forma de una luna en la espalda.

Hernán: Padre de Alexander con una apariencia joven, pero en verdad tiene 200 años, es más bien como un modelo de padre amoroso, compasivo y todo eso, pero a veces puede ser bastante sobre protector, tiene el cabello castaño claro y unos ojos celestes debido a que es un Angel de energía que obtiene poder tomando la energía vital de todo lo que esté a su alrededor.

Alexander: También es un ángel de energía igual que su padre, tiene el cabello un poco más estirando al rubio que su padre, le fascina hacerle la vida imposible a Karin, al principio está perdidamente enamorado de Rose, pero más adelante se llevará una confusión ya que Rose y Karin son casi exactamente iguales.

Después añadiré a más personajes a medida que vayan apareciendo XD.. 
« Última modificación: Febrero 02, 2011, 06:21:00 pm por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [02/?]
« Respuesta #6 en: Febrero 02, 2011, 08:23:19 pm »
¿Cómo es eso que va a haber confusión? aw!!  :ahh: quiero saber, quiero saber... XD (lo sé, me entusiasmo mucho con todo eso del romanticismo)
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [03/?]
« Respuesta #7 en: Febrero 03, 2011, 11:58:44 am »
                                                    Capítulo 3: "Una pérdida más"

    Entonces fue cuando pude divisar a alguien sentado en el hombro de aquel trol, tenía un tapado negro y una máscara, ¿acaso a quien quería capturar era a mí?
    Miré a mi alrededor pensando qué podía hacer, no volvería a huir, entonces pude ver a Alexander realmente enfadado, y no de la manera que se solía enfadar conmigo, sino peor.
    Tenía los puños apretados y unas alas de luz blanca que nunca había visto en él, el trol trató de golpearlo con un enorme mazo, pero él era muy rápido y cada vez se acercaba más a Rose.

-   ¡Huye!- me gritó Hernán, pero yo negué con la cabeza.
-   Pienso ir a salvar a mi hermana- corrí hasta allá inconsciente de que si yo no tenía magia, tenía una probabilidad de ganar de una en un millón.
-   Tonta- escuché la fría voz de un desconocido, entonces en un abrir y cerrar de ojos el hombre que controlaba al trol apareció justo en frente de mí.
-   ¡Pero qué!-  :ahh:
-   Dame eso- agarró mi amuleto.
-   ¡No!- le grité agarrándome también de él.
-   ¡Que me des eso!
-   ¡Ya te dije que no!

    En ese momento pude sentir escalofríos por todo mi cuerpo, él soltó el amuleto observando asustado a la persona que estaba detrás de mí.

-   Ya deja de jugar Laurent- aquella voz era…
-   Perdóneme amo Arom- una energía negra se podía ver en su mano señalándome.
-   Acaba con ella- volvió a hablar su amo, el mismo hombre que había asesinado a mis padres.
-   Este es tu fin- entonces una enorme bola de magia negra se acercaba a mí, ¿todo terminaría así?
-   ¡Karin!- todo pasó muy rápido, sólo vi unas alas brillantes como la luz ponerse en frente mío.
-   ¿Hernán?- dije casi sin voz cuando él recibió el golpe por mí.

    Cayó al suelo inconsciente, ya no quería involucrar a nadie más, ya no quería perder a nadie más, el hombre enmascarado caminaba lentamente hacia mí con un aire de victoria.

-   Agh- escuché detrás de mí a Alexander que al parecer había caído al suelo, me di media vuelta.
-   ¡Alexander!
-   No te distraigas…- entonces le volví a prestar atención- ahora es tu turno- me tomó por sorpresa, esta vez su ataque fue más rápido que el anterior.
-   …- cerré los ojos imaginándome que ese era mi fin, pero nada estaba pasando, abrí un poco los ojos con miedo, entonces me llevé con una sorpresa.
-   ¡Laurent!... ¡inútil!- su amo estaba realmente enfadado.
 
    El talismán había hecho un escudo alrededor mío, sin duda estaba lleno de sorpresas, entonces escuché el sonido de algo romperse.

-   Oh-oh – dije observando el talismán.

    Pero en vez de romperse, aparentemente se multiplicó en nueve más, pero de un tamaño más pequeño como una pequeña medalla de cadena, salieron volando por el cielo esparciéndose de norte a sur, de este a oeste.

-   Lo siento mucho amo…- añadió Laurent asustado.
-   Nos vamos, tengo que encontrar los pedazos de ese talismán- entonces observó a mi hermana que seguía en manos de ese trol- pero antes…-murmuró.
-   ¡No le hagas nada!- le grité sin darme cuenta.
-   Yo no recibo órdenes de nadie- un agujero negro se tragó al trol junto con mi hermana.
-   ¡Rose!- Alexander y yo gritamos a la par.
-   Ahora ya no tienes familia…- me mostró una sonrisa y desapareció junto con Laurent.

    Fue en ese momento cuando en verdad me di cuenta que ese mundo realmente era muy peligroso, pero que tenía que vengar a mis padres y a Rose cueste lo que cueste.
    Realmente fue difícil para mí arrastrar a Hernán hasta la cabaña de al lado que también era suya, la casa estaba hecha pedazos así que la cabaña era lo único que quedaba.
    Alexander parecía como perdido en sus pensamientos, busqué en el pueblo a una médica llamada Rachel de bastante edad para que curara a Hernán que parecía estar grave.
    Afortunadamente después de un mes ya estaba de pie otra vez, Alexander siempre estaba bajo un árbol meditando y yo era como la ama de casa, pero me causaba tanto dolor lo que había pasado, tenía una parte del talismán lo que sólo me proporcionaba un poco de información, las otras nueve partes estaban esparcidas quien sabe por dónde.
    Una mañana fui para tratar de hablar con Alexander, ya casi no comía y por más de que sea raro, debo admitir que sí estaba preocupada por él.

-   Llevas horas aquí- me senté a su lado.
-   Largo, me desconcentras- aún seguía con los ojos cerrados.
-   No has desayunado y ya es hora del almuerzo.
-   No tengo hambre.
-   ¿Crees que a mí no me afectó lo que pasó con Rose?
-   ¿Por qué reaccionas así?- finalmente abrió los ojos.
-   Yo extraño a Rose, ella siempre estaba sonriendo y criticaba mi forma de vestir- miré a otro lado tratando de ocultar mi rostro- pero ella ya no está viva…
-   Karin yo…
-   Mejor voy a preparar la mesa- me puse de pie, no quería que me viera llorar otra vez.

    Nos sentamos en silencio, ninguno decía ni una sola palabra, todo se sentía tan vacío, lo único que yo sabía hacer con magia era mover los objetos señalándolos con el dedo, sin duda necesitaba un tutor, pero en aquel pueblo no lo encontraría.
    Ese no era el momento adecuado para dejarlos solos, mejor esperaría a que superasen la depresión para emprender mi viaje, pero sería tan difícil tener que despedirme de ellos.

-   No se lo digas por nada del mundo a Karin…- esa noche escuché una conversación sin querer.
-   Pero ella está muy triste.
-   Se pondrá más triste cuando se entere.

    No sé por qué no me quedé a escuchar toda la conversación, pero no me gustaba la idea de que Hernán quisiera que Alexander no me dijera algo, algo que al parecer era muy importante, esa noche quise sacarle información.

-   ¿Puedo pasar?- dije al otro lado de la puerta.
-   Sí…
-   Hola, em…- no sabía por qué me ponía tan nerviosa, pero era la primera vez que él y yo estábamos a solas en una habitación.
-   ¿Pasa algo?- se puso de pie acercándose a mí.
-   Bueno, yo quería hacerte una pregunta… verás yo…- mi corazón iba a estallar.
-   Espera un rato- apoyó repentinamente su frente contra la mía.
-   O///O… pero, ¿qué haces?- me aparté de él lo más rápido que pude.
-   Es que tu cara está muy roja y pensé que tenías fiebre o algo así.   
-   ¡Eres un tonto!- salí de la habitación sin preguntarle lo que quería saber.
-   ¿¡!?

    Salí a tomar aire fresco aún sabiendo que era peligroso para mí, pero aún era temprano, quizás me sentía tan nerviosa porque Alexander me estaba comenzando a gustar, ¿o es que acaso ya me gustaba? Sacudí la cabeza tratando de olvidar todos esos pensamientos.

-   Vas a pescar un resfriado si es que te quedas aquí tan desabrigada.
-   ¿Por qué me seguiste?- dije sin darme la vuelta.
-   No sé…
-   ¿Qué clase de respuesta es esa?- me di media vuelta, pero me impresionó ver su rostro tan cerca, el estaba justo detrás de mí O///O
-   Yo sólo…- sentí su cálida mano posarse en mi rostro.
-   ¿Qué crees que estás haciendo?-  dije eso sin ninguna pizca de enojo.
-   Yo… quiero besarte…- y al paso en que iba, claro que iba a hacerlo.
-   … - hacía tanto frío, pero sentía su cálida respiración cerca de mi rostro.
    “Yo también quiero besarte” quería gritárselo, pero no dije nada, nuestros labios estaban por tocarse pero…

Continuará… XD

______________________________________________________________________________________

Siguiendo con la descripción de personajes:

Laurent: Siempre lleva una máscara blanca y un tapado negro, es uno de los siervos más leales a Arom, tiene el cabello lacio y largo de un color azulado, él también es un mago que muuucho más adelante se conocerá su identidad.

Arom: Un hombre alto de cabello rojizo y ojos del mismo color, de alrededor de 32 años de edad. Es el asesino de los padres de Karin y Rose, su especialidad es manipular la mente de las personas, especialmente los recuerdos, es una habilidad única que en el pasado no descibría y las personas lo llegaron a menospreciar, por eso busca vengarse de todos demostrando que él es el ser más poderoso y que el mundo debe ser todo suyo.
« Última modificación: Febrero 06, 2011, 08:18:24 am por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [03/?]
« Respuesta #8 en: Febrero 03, 2011, 06:26:19 pm »
Awwwww me dejaste en ascuas jajaja esta muy bna la historia
esperare el proximo capitulo
Felicidaddes Sigue asi XDDD


 

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [03/?]
« Respuesta #9 en: Febrero 05, 2011, 11:06:43 am »
wah!!  :ahh: por qué lo tuviste que dejar en la parte más emocionante?? porqué, porqué porque!!  :sadfox: bueno, sólo me queda esperar n.n
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [04/?]
« Respuesta #10 en: Febrero 06, 2011, 08:42:49 am »
                                                              Capítulo 4: "Jaret y Noah"

   “Yo también quiero besarte, desde hace tiempo quería besarte” quería decírselo a gritos, no sabía si temblaba por el frío que hacía o porque estaba muy nerviosa, nuestros labios estaban a punto de tocarse cuando él dijo algo que me hirió bastante.

-   Te amo… Rose…- ¿Rose?... ¿él dijo Rose?   
-   ¡Aléjate de mí!- lo empujé con fuerza.
-   Lo siento mucho Karin yo no…
-   Quiero que te quede muy claro que yo no soy el remplazo de nadie… no porque sólo me parezca a ella tengas que jugar conmigo, yo y Rose somos personas diferentes.
-   ¡Espera! ¿adónde vas?
-   A cualquier lugar que esté lejos de ti…

    Caminé sin rumbo fijo toda la noche pensando en que había dicho y hecho una estupidez, sólo tenía que aceptar su disculpa e irme a dormir de nuevo.

    Cuando me cansé de andar me senté bajo un árbol y observé las estrellas que se veían realmente grandes esa noche, yo no tenía el derecho de estar enojada, era Rose quien debería estarlo, después de todo, casi me dejé besar por el chico que le gustaba, pero que también me gusta a mí.

    Sin darme cuenta me quedé dormida, los rayos del sol brillaron con intensidad en dirección a mi rostro, entonces fue cuando desperté y me percaté de que estaba muy lejos de casa, o mejor dicho, estaba perdida.

-   ¡No puede ser!- dije de mala gana y pateé el árbol tratando de desquitar mi rabia.
-   ¡Auch!- repentinamente una cosa extraña cayó del árbol.
-   …
-   O.o - la cosa extraña me estaba mirando.
-   ¡Ahhh!- grité con fobia-  ¡una lagartija enorme!- lo pisoteé una y otra vez a ver si no moría.
-   ¡No me llames así!- la lagartija enorme me habló.
-   ¿¡!?
-   Soy un dragón…
-   ¿Existen dragones de ese tamaño?- me agaché y lo miré detalladamente.
-   Bueno, vengo de más o menos esa familia, soy un camaleón de las montañas.
-   ¿Y dices eso tan orgulloso?
-   ¡No me subestimes!, puedo hacer grandes cosas.
-   ¿Con esa panzota? ¬¬
-   ¡No es grande!- estaba algo enojado, pero su panza se arrastraba por el suelo- sólo estoy algo rellenadito…
-   Re-llenado diría yo- murmuré para mis  adentros.
-   ¿Qué dijiste?
-   Nada… bueno, quiero saber si conoces un pueblo que queda cerca de aquí.
-   Por supuesto.
-   ¿Puedes llevarme allí?
-   Nunca rechazo peticiones de una dama.
-   Entonces muéstrame el camino.

    En ese momento, repentinamente alguien salió de entre los arbustos dándome un terrible susto.

-   ¡Maldita lagartija ladrona!- un joven saltó hacia el camaleón.
-   Ah…- desapareció repentinamente.
-   ¡Todavía puedo ver tus huellas en el sendero de arena!

    El camaleón apareció detrás de mí.

-   Ayúdame.
-   ¡Alto!- lo detuve haciendo una señal de alto con la mano.
-   ¿Y quién eres tú?- hizo un gesto vago al verme.
-   Me llamo Karin, estoy perdida y este camaleón va a guiarme, después de que llegue a casa puedes hacer lo que quieras con él.
-   Qué forma más efectiva de defender a alguien ¬¬ - se quejó.
-   Noah sólo quiere robar tu dinero.
-   No lo escuches- el camaleón se defendió aún ocultándose tras mi pierna.
-   Además no tengo nada que pueda ser robado, no llevo ni un centavo conmigo ahora.
-   Como quieras, voy a acompañarlos y cuando llegues a tu casa me encargo de él.
-   Perfecto- mostré una sonrisa llena de satisfacción.

    Fue entonces que me fijé en ese muchacho, tenía el cabello plateado corto por detrás pero con largos mechones por adelante, medía casi un metro con ochenta y tenía dos franjas verdes en la cara y unas cuantas por el brazo, quizás por todo su cuerpo.

-   Vienes del mismo pueblo que Noah ¿verdad?- añadí después de un largo silencio.
-   Sí, ¿cómo lo supiste?
-   Los camaleones de las montañas viven cerca de personas para robar su comida y todo eso y por juzgar por tu apariencia eres mitad camaleón y mitad humano.
-   Otra vez acertaste.
-   Al fin veo algo que sé por aquí afuera, hay tantas cosas de este mundo que no sé.
-   Aquí es…- interrumpió el camaleón.
-   ¡Oh! Muchas gracias- lo cargué y le di un beso en la cabeza, estaba tan emocionada, después lo solté- fue un placer conocerlos- me despedí con la mano y corriendo me adentré al pueblo.
-   Igualmente - gritó el muchacho a quien por cierto no le había preguntado su nombre.
-   Este lugar ha cambiado bastante- pensaba cuando entonces me percaté de que ese no era el lugar al que quería ir.
-   ¡No puede ser!- dije rabiada, puse una mano en el pecho y di un suspiro para calmarme, entonces noté que faltaba algo importante.

    El talismán no estaba en mi cuello, pensé detenidamente lo que había pasado, ellos se conocían, pero cuando me despedí no escuché las quejas de Noah o cuando el muchacho lo golpeaba.

-   ¡He sido engañada! - no sabía por qué me sorprendía tanto- otra vez - dije entre dientes con poco ánimo.

    Corrí hasta donde los había dejado, pero ninguno de los dos estaba allí, estaba llena de ira, necesitada desquitarme con algo o con alguien…

-   Por fin te encuentro- en ese instante sentí una mano en el hombro derecho.
-   ¡Devuélvemelo ladrón!- grité girando y agarrándole del cuello, entonces me percate que a quien estaba por matar era a Alexander.
-   Tranquilízate…- estaba muerto del miedo.
-   ¿Y tú cómo me encontraste?
-   Bueno, te busqué por los aires, papá está muy preocupado por ti.
-   Lo sé, es que me perdí, pero un camaleón y un chico muy lindo me engañaron, me trajeron hasta aquí y se robaron el talismán.
-   ¿Qué?
-   No me mires así, sé que es mi culpa, no hace falta que me hagas sentir peor.
-   Pero si me crucé con ellos hace un rato, aterricé y les pregunté si no te habían visto describiéndote y me dijeron que te habían visto en este pueblo.
-   ¿Aún están cerca?
-   Sí.
-   Entonces iré a perseguirlos.
-   Te llevo- me extendió la mano, sus alas volvieron a aparecer.
-   No, yo te seguiré desde abajo.
-   Lo único que lograrás con eso es perder el tiempo- me cargó a la fuerza.
-   Suéltame yo…
-   ¿Tú qué?- ya estábamos en el aire.
-   ¡Nooo!- me aferré fuerte a él- yo le tengo miedo a las alturas.
-   Ah, qué alivio, yo pensaba que seguías enfadada conmigo.
-   No, lo había olvidado, pero ahora que me lo recuerdas… creo que debí ahorcarte.
-   Allí están- no me animé a mirar abajo.
-   ¿Ya?
-   No.
-   ¿Y ahora?
-   Estoy aterrizando.
-   Bueno- miré al suelo, entonces me percaté de que ya estábamos en el suelo- ¡me estabas mintiendo! Hace rato que ya aterrizamos, ¿verdad?
-   Es que estaba disfrutando de tu cara de espantada, es algo que no se ve todos los días.
-   ¡Idiota!
-   Descarga tu ira con ellos ¿sí?- señaló a alguien detrás de mí.

-   Oh- oh – escuché en eso la voz de Noah.
-   ¡Devuélveme lo que me pertenece!
-   Lo siento Jaret, pero te las verás solo esta vez- Noah desapareció.
-   ¡Noah, cobarde!- su amigo estaba desesperado.
-   Te lo pediré amablemente una vez más, devuélveme lo que me pertenece…- extendí la mano.
-   Bueno, te lo devuelvo, ya me bastó con que tu amigo me golpeara- en eso noté una marca roja en su cara, pero Alexander por qué lo golpearía.
-   Gracias- dije sonriendo cuando me lo dio, se quedó mirándome de una manera muy molesta por un rato, sentí a Alexander acercarse a nosotros.
-   Adiós- salió corriendo, y vaya que era muy rápido.
-   Em, Karin, hay un problema- murmuró Alexander.
-   ¿Cuál?- dije sin darle importancia, lo que me importaba era el talismán que…
-   Ese no es tu talismán.
-   ¡Pero qué es esto!- era una medalla cualquiera.
-   Nuevamente te han engañado- dijo suspirando.
-   ¡Ahora sí me hizo perder la paciencia!- traté de alcanzarlo.
-   ¡Karin, espérame!- me siguió volando.

    Estaba perdiendo la esperanza de alcanzarlos cuando se escuchó el sonido de una explosión, entonces más adelante pude ver una gran cantidad de humo.

   Cuando al fin legamos a aquel lugar no pude creer lo que estaba viendo.

-   ¿Tú?- me dijo esa persona sorprendida, pero no tanto como yo.


Continuará ;D

__________________________________________________________________________________________

Noah: es un camaleón verde y su especialidad es volverse invisible y atravesar objetos, como habrán notado en éste capítulo, es un cobarde, pero no tiene muy malas intenciones al igual que Jaret.

Jaret: Mide como un metro ochenta, tiene el color de cabello plateado y un corte bastante extraño, tiene unas pocas franjas de color verde, es un mujeriego y su habilidad es cambiar de apariencia y teletransportarse además de que tiene una gran fuerza.
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [04/?]
« Respuesta #11 en: Febrero 06, 2011, 09:13:18 am »
nooooooo como asi que Rose
quien sera con la persona que se encuentra
jejej siempre nos dejas en ascuas xD
me gusto mucho el capitulo esta muy interesante
gracias Tammy xD


 

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [04/?]
« Respuesta #12 en: Febrero 06, 2011, 10:32:14 am »
Yo quería que se besaran..... otra vez nos dejaste con las dudas, esperaré la conti XD (y aquellos que lo leen xfa dejen sus comentarios que no me gustaría que la historia se quedara a medias porque casi nadie comenta!!  :sadfox: )
« Última modificación: Febrero 06, 2011, 07:22:45 pm por Nicky »
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [05/?]
« Respuesta #13 en: Febrero 08, 2011, 06:26:02 pm »
  Capítulo 5: "¿Qué te pasa Alexander?"

    Tenía una expresión rara en su rostro, mostraba seriedad, algo que no solía ver mucho en ella.

-   ¿Rose?- estaba confundida.
-   ¿Cómo han estado?- soltó cierta sonrisa maliciosa.

    Fue entonces cuando me percaté que Alexander estaba parado justo a mi lado, dirigí la mirada hacia él, pero ¿acaso yo era la única que estaba tan sorprendida?

-   Rose- parecía estar aliviado, se dirigió hacia ella con una adorable sonrisa dibujada en su rostro.
-   ¡No des ni un solo paso más!- le apuntó con el dedo, cierta chispa se podía divisar en la punta de su dedo índice mientras que en su mano izquierda tenía el talismán.
-   Lamento ser yo quien les diga esto- entonces me percaté de que Laurent también estaba allí- pero ella está de nuestro lado ahora.
-    :ahh: ¿Cómo?- dijimos Alexander y yo a la par.
-   Laurent dice la verdad, mi amo ahora es Arom.
-   Pero Rose tú me dijiste que…- Alexander fue interrumpido por ella.
-   ¿Qué nunca nos separaríamos?... ya no somos niños, no me digas que crees en ese tipo de promesa tan infantil.
-   Yo creo que ya me perdí aquí…- escuché en eso la voz de Jaret, noté que estaba escondido tras un árbol y Noah estaba sobre su hombro- ¿se conocen?
-   Ella es mi hermana- dije casi sin aliento, era tan impactante creer que ella estaba muerta y de repente verla otra vez tan cambiada.
-   Ah, eso explica lo mucho que se parecen- nos miró detenidamente- ¿son gemelas?
-   Sí…- añadí sin quitar mi vista de Rose.
-   ¿No te alegra volver a verme?- me dijo entonces.
-   ¡Creí que estabas muerta! ¡no sabes por todo lo que pasé!- no podía detener mis lágrimas.
-   Definitivamente no entiendo cómo es que mis padres te dieron algo tan valioso a ti para que lo cuidaras- miró detenidamente el talismán- ¿por qué te dieron a ti y no a mí?
-   ¿Estás molesta sólo por eso?
-   ¡Se suponía que tú eras la chica problema de la familia!- me gritó, algo que nunca antes había hecho- ¡te odio!
-   Rose, no digas esas cosas- era la primera vez que Alexander me defendía.
-   Y tú, aprovechas que ya no estoy y sales con mi hermana…
-   Entre ella y yo nunca pasó nada- ¿acaso la cara que Alexander ponía era de desesperación?
-   Rose, devuélveme eso y volvamos a casa ¿sí?- añadí tratando de tranquilizarla.
-   Me temo que eso no se podrá, ella ahora trabaja para mí- apareció Arom de la nada- no tienes nada más que me interese, pero te dejaré con vida por petición de tu hermana- mostró una sonrisa, un agujero igual al de antes apareció, Rose y Laurent se adentraron primero en él.
-   ¿Qué hiciste con mi hermana?- me temblaba la voz.
-   Digamos que jugué un poco con sus recuerdos, después de todo, manipular la mente de las personas es mi especialidad- me mostró una sonrisa antes de adentrarse en el agujero negro.

    Todos nos quedamos con la boca abierta, pero todavía tenía muchas preguntas, ¿cómo era que ella seguía viva? Y ¿por qué Alexander no se sorprendió al verla?
    Jaret y Noah salieron de su escondite, Jaret se paró justo en frente de mí, se agachó haciendo un gesto de reverencia.

-   Fue nuestra culpa, nosotros sólo queríamos destruir ese objeto para evitar problemas, pero ya que fue robado entonces te ayudaré a recuperarlo.
-   ¿Destruirlo?... ¡no saben lo valioso que es!
-   Sabemos que nuestra aldea fue atacada por ese mismo hombre sólo por esa cosa.
-   ¿Su aldea?
-   Está hecha ruinas, pocos sobrevivimos al ataque, es por eso que queremos destruir por lo menos una parte de eso para evitar que eso suceda en otra parte.
-   Lo siento pero ese talismán es muy importante para mí, en él no sólo se hallan innumerables secretos, sino también los recuerdos de mis padres, lo único que me queda de ellos es ese talismán y no voy a dejar que lo destruyan.
-   Ya veo, entonces tú eres la que tenía que cuidarlo.
-   Sí, y es por eso que quiero recuperar todas las piezas antes de ese tal Arom y esconderla en un lugar donde nadie lo pueda encontrar.
-   Suenas confiada, significa que sabes dónde puedes esconderlo- sólo asentí con la cabeza.
-   Entonces te ayudaremos- añadió Noah.
-   Muchas gracias, pero será muy peligroso.
-   No me importa si es para ayudar a una hermosa dama- me besó en la mano.
-   Em O///O… ¿gracias?- era la primera vez que alguien me trataba con tanta formalidad.
-   No te olvides que ya te engañaron antes- Alexander estaba cruzado de brazos observando a Jaret.
-   No seas rencoroso… es malo para tu corazón.
-   Yo me haré responsable si de nuevo es una mentira- le mostré una carita de súplica.
-   Como quieras- me dio la espalda- ahora regresemos a casa, papá está preocupado por ti.
-   Sí n.n

    Alexander parecía estar de mal humor y caminaba demasiado rápido, Noah se estaba quedando demasiado atrás, no entendía por qué estaba así.

-   Camina más despacio- me quejé ya estando unos metros atrás cargando a Noah en mi hombro.
-   Sí que te quejas demasiado.
-   ¿Por qué estás tan molesto?
-   No entiendo por qué ellos nos tienen que seguir.
-   Pero deberías estar agradecido porque se ofrecieron a ayudar- y una vez más comenzaba una discusión.
-   No me inspiran confianza.
-   Para que sepas nosotros estamos aquí y te escuchamos- reaccionó Jaret.
-   Esa es la idea.
-   ¿Siempre es así?- me preguntó entonces Noah.
-   No, esta vez está actuando raro.

    Me estaba preocupando, no lo entendía, estuvimos así hasta que al fin llegamos, ya estaba anocheciendo, me sentí tan feliz al ver la casa ya reparada completamente, la puerta se abrió, salió Hernán de nuevo con ese delantal puesto.

-   ¡Karin!
-   ¡Hernán!- le di un fuerte abrazo.
-   Gracias papá, aprecio mucho tu preocupación por mí ¬¬- añadió Alexander al ver que su padre se emocionó más por verme a mi.
-   ¿Y qué le pasa a este?- dijo su padre al verlo entrar a la casa con cara de fastidio.
-   Ni idea.

-   Buenas noches señor- saludó Jaret.
-   Oh, buenas no… ¿quiénes son?
-   Yo soy Jaret y el camaleón es Noah.
-   Yo me llamo Hernán.
-   Lamento la molestia, es que queríamos ayudar a juntar las partes del talismán.
-   Ah, qué amables, pasen por favor.
-   No hace falta, nos quedaremos afuera, no queremos molestar.
-   Los amigos de Karin son bienvenidos a esta casa.
-   Muchas gracias- se inclinó un poco.

    Jaret era una persona bastante educada, nos sentamos todos para cenar, Alexander seguía de muy mal genio, ¿sería por lo que Rose le había dicho? Estábamos cenando en silencio hasta que Hernán comenzó la conversación.

-   ¿De dónde vienen?
-   De una aldea en las montañas del sur.
-   ¿La que acaba de ser atacada?
-   ¿Sabe de eso?
-   Tengo mis fuentes.
-   Somos de los pocos que sobrevivieron.
-   Dime…- continuó con serenidad- ¿pretendes a Karin o algo así?

    Todos nos atragantamos con lo que estábamos comiendo, ¿de dónde sacaba esa clase de pregunta? ¿Qué tenía en mente?

-   Oh, lo siento, creo que fui demasiado entrometido- añadió mostrando una sonrisa tan tranquilo como de costumbre.
-   Gracias por la comida- interrumpió Alexander poniéndose de pie.
-   Qué niño…- su padre sonrió.
-   ¡Espera!- me levanté y corrí tras de él, ya no soportaba verlo así, quería saber qué era lo que yo había hecho para que se enfadara de esa forma.

    Salí afuera, entonces él se dio media vuelta observándome con enfado, abrió la boca como para regañarme, pero entonces no dijo nada, estábamos frente a frente.

-   ¿Qué te está pasando?- le pregunté sin poder disimular lo preocupada que estaba.
-   Discúlpame Karin- el abrazo me había tomado por sorpresa, y no entendía por qué en específico se estaba disculpando.
-   ¿Por qué dices eso?- puse una mano en su cabeza, entonces me abrazó más fuerte.
-   Yo sabía que ella estaba viva y no te dije nada.
-   ¿Qué?


Continuará…
« Última modificación: Febrero 08, 2011, 06:36:31 pm por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [05/?]
« Respuesta #14 en: Febrero 09, 2011, 09:34:49 am »
 :ahh: entonces esa era la conversación con su padre
 de que rose seguía con vida

me gusto mucho el capitulo Tamy espero la conti...


 

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [06/?]
« Respuesta #15 en: Febrero 09, 2011, 10:13:24 am »
                                                                  Capítulo 6: “El comienzo de un largo viaje”    
                ¿Qué? ¿Por qué no me dijo nada? Pude escuchar su respiración entrecortada, él en serio amaba a mi hermana y lo que ella le había dicho, eso había sido un poco cruel de su parte, pero era la primera vez que Alexander lloraba en frente de mí, no sabía qué hacer así que lo abracé con más fuerza.

-   Seguro tuviste tus razones para no decírmelo así que no estoy enojada contigo- añadí recordando aquella conversación que él había tenido con su padre.
-   ¿Por qué ella me tuvo que decir eso?
-   No tengo idea, pero se notaba que no era ella misma, quizás hicieron algo con su mente.
-   Quiero rescatar a Rose.
-   Mejor dicho, vamos a rescatar a Rose- me aparté de él y le mostré una sonrisa gentil, cosa que nunca se lo había mostrado a él.
-   Gracias Karin, no conocía ese lado de tu personalidad.
-   Sólo porque nunca lo quisiste ver, ahora anímate que todos en la mesa se quedaron extrañados por tu actitud.
-   Ah, ya voy- desvió la mirada.
-   ¿Acaso hay otra razón por la que actuaste así?
-   No sé- me mostró una sonrisa y me dejó sola.

    Me había dejado con la duda, ¿había otra razón o no?... sí que era una persona muy complicada, demasiado para ser sincera, entré en el comedor y los encontré charlando tranquilamente, junté los platos para después lavarlos.

-   ¿Qué haces?- Se inclinó Jaret detrás de mí.
-   Ah- me había dado un susto- no aparezcas así tan de repente.
-   ¿Te puedo ayudar?
-   No hace falta, sólo me falta lavar un plato más.
-   Entonces lo lavaré yo, es lo menos que puedo hacer por ti después de lo que pasó- me sacó el plato de la mano.
-   Yo ya lo había olvidado.
-   ¿A sí?- me estaba mirando muy de cerca.
-   ¿Q-qué haces?
-   Eres muy linda cuando pones esa cara- me tocó la punta de la nariz con su dedo índice que estaba lleno de espuma.
-   ¿Eh? O///O ¿qué cara?
-   Esa cara- sonrió y se acercó aún más a mí.
-   Ejem…   :grr: ¿interrumpo algo?- era Alexander parado junto a la puerta de la cocina.
-   No, sólo le decía que tenía un poco de espuma en la nariz- me pasó un trapo.
-   Ah, gracias.
-   Bueno, ¿y no es un poco tarde como para que estén despiertos?
-   Lo mismo te digo a ti- añadió Jaret.
-   Yo sólo venía por un poco de jugo- abrió el refrigerador.
-   Bueno, fue un placer charlar contigo- me dio un beso en la mejilla- buenas noches- me susurró.

    O.o Alexander se quedó mirándome durante un largo rato.

-   ¿Te pasa algo?
-   No es nada, buenas noches- me quedé sola en la cocina.

    A la mañana siguiente, pude escuchar los pasos de alguien mientras preparaba el desayuno.

-   Buenos días pa…- Alexander se veía adorable, acababa de despertar y hablaba entre bostezos, abrió más los ojos al verme a mí preparando el desayuno- ¿Karin?
-   Tu padre está meditando afuera.
-   Ah, eso explica por qué estás aquí, aunque es un poco raro.
-   Es que quería hacer algo por él antes de partir.
-   ¿Antes de partir?
-   Bueno, pensaba ir en busca de los talismanes con Jaret y Noah.
-   ¿Cuándo?
-   Después del desayuno.
-   ¿Por qué no me dijiste nada?
-   Porque nunca te importó lo que yo hacía- respondí rápido y sin pensar.
-   Esta vez se trata también de Rose así que yo iré con ustedes.
-   Pero tu padre se quedará solo.
-   No se sentirá solo, todos los vecinos lo adoran, él es como un imán para las personas, es demasiado agradable con todos.

-   Si tú quieres ir…- se escuchó repentinamente la voz de Hernán.
-   Ah, buenos días papá.
-   Buenos días Alex.
-   ¿Pero no se sentirá solo?-no quería que él se sintiera de esa forma.
-   Para nada, los vecinos son muy amables conmigo, pensaba ir a tomar clases de la médica Rachel.
-   Bueno, si es así creo que puede venir con nosotros...

    Me enfoqué en preparar un buen desayuno, pero ya que el comedor estaba justo al lado de la cocina no podía evitar escuchar su conversación.
    Todos estaban ya sentados, yo había avisado que el desayuno estaría listo en cinco minutos más, pude escuchar la voz de Jaret.

-   Ahora que la miro bien con ese delantal, puedo ver que tiene una buena figura, sólo usa la ropa muy grande.

    Eso había hecho que me diera un poco de vergüenza, serví el desayuno sobre la mesa, noté que Alexander estaba de mal humor otra vez.
    Fue difícil tener que despedirme de Hernán, nos había cuidado a mí y a Rose con tanta amabilidad, la misma que extrañaría de él.

-   Tardaremos el menor tiempo que nos sea posible, te lo prometo.
-   Voy a estar esperándolos.
-   Gracias por todo- le di un abrazo antes de darle la espalda y seguir a los demás que ya estaban yéndose.

    Alexander era una persona fría, pero cuando quería podía ser la persona más adorable del mundo, eso lo había descubierto aquella noche cuando lloró entre mis brazos. 
    Aún podía sentir aquel cálido abrazo, algo que nunca pensé que fuera posible, pero que haya sucedido eso me hacía sentir tan feliz.
    Llegamos a una aldea, me detuve a comprar algo de ropa, una joven amable me había atendido, no estaba en condiciones de gastar mucho dinero, pero además de que la prenda que había comprado fuera tan linda, me había costado mucho más barato de lo que me imaginaba, me había dicho que era una tela muy resistente y de muy buena calidad así que lo compré.
    Supuestamente nos habíamos separado para buscar información y yo había perdido demasiado tiempo comprando cosas, sabía que se enfadarían conmigo por eso, pero aún así me dirigí a la montaña donde era nuestro punto de encuentro.

-   Ya se lo pregunté a varias personas, pero nadie sabe nada acerca del talismán- añadió Jaret de mala gana sentándose.
-   Yo tampoco conseguí mucha información- mentí, no había buscado nada de información.
-   Lo mismo digo yo- Noah casi no respiraba, sin duda aquella enorme panza le había dado gran dificultad para subir a la montaña.
   
    Alexander fue el último en llegar, lo acompañaba una hermosa muchacha que cuando Jaret la vio, se puso de pie, Noah se hizo invisible después de un grito.

-   ¿Jaret?- la joven hizo sonar su hermosa voz femenina, ¿acaso ya se conocían?


Continuará XD
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [06/?]
« Respuesta #16 en: Febrero 09, 2011, 10:23:29 am »
Wah!!  :wah qué rápido apenas reviso y ya encuentro dos capítulos nuevos, estoy tan feliz.....  :wah
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [06/?]
« Respuesta #17 en: Febrero 09, 2011, 10:30:37 am »
 :ahh: nunca me imagine que lo ivas a publicar tan rapido jajjaj no espere tanto
ahh entonces esa muchacha el ya la conocia quien sera
ashhh y alex lloro por rose jummm parece que si la quiere
te quedo muy chevere el capitulo felicidades
espero la conti..


 

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [07/?]
« Respuesta #18 en: Febrero 10, 2011, 07:23:03 pm »
                                      Capítulo 7: "Apariencia adorable, personalidad aterradora"      
     La joven había pronunciado su nombre algo sorprendida, al parecer conocía a Jaret, él se puso de pie y caminó hasta ella automáticamente.
-   Ha pasado mucho tiempo señorita Janette- se inclinó y le dio un beso en la mano.
-   Así es, como puedo ver, tu brazo fracturado ya está mucho mejor.
-   Está como nuevo- movió su brazo izquierdo.
-   Se curó más rápido de lo que pensé- murmuró ella para sus adentros.
-   ¿¡!?- yo y Alexander nos quedamos sin entender lo que pasaba.
-   Bueno, lo que pasa es que Jane es mi ex novia.

-   Lagartija cobarde, tranquila aquella amenaza de la última vez no la dije en serio- dijo viendo en la arena las huellas de Noah.
-   Qué alivio.

    Era una chica bastante hermosa, ella me miró fijamente y después me mostró una sonrisa.

-   También vengo de una familia de magos, mi marca de nacimiento es una gota de agua así que sólo puedo controlar el agua, Alex me pidió para que te enseñara algunos trucos.
-   ¿En serio Alexander te pidió eso?- entonces después de todo yo le preocupaba un poco.
-   ¿Cómo se conocieron? ¿por qué ella te ayudó tan rápido? ¿por qué no te llamó por tu nombre completo? ¿qué hay entre ustedes? ¿ella te gusta verdad?- Jaret estaba como desesperado.
-   Una pregunta a la vez por favor.
-   ¿Por qué no te costó trabajo ganar su confianza?- Jaret estaba histérico, le estaba señalando con el dedo índice a Alexander.

-   Porque Alex es una persona muy amable y es bastante atractivo- le agarró del brazo.
-   ¿Eh? O///O- pude notar cómo Alexander se había sonrojado, era fácil de notarlo por su piel blanca.
-   Al igual que Karin- Jaret me abrazó por atrás.
-   No me metas a mí en esto ¬¬ - me salí de él.
-   Mala- infló los cachetes con aire y frunció el ceño.
-   Jajaja… qué adorable- apreté sus cachetes para que el aire saliera- pareces un niño.
-   Hacen linda pareja- murmuró Janette cruzándose de brazos mostrando un poco de enfado.
-   Tranquila, entre Jaret y yo no hay nada más que amistad- sonreí tratando de ver si así no se tranquilizaba.

    Se suponía que ella iba a darme clases, eso significaba que también viajaría con nosotros, lo que significaba más gastos, sólo rogaba que ella llevara un poco de dinero consigo porque para mí ya era mucho tener que mantener a Alexander, Jaret y Noah además de mí.

    Ya era de noche, al día siguiente comenzaría con mis clases así que tenía que descansar bien, a la hora de la cena me puse cerca de la fogata ya que me estaba muriendo de frío, normalmente de día hay un clima agradable, pero de noche siempre hace frío, es como si el día fuera primavera y de noche invierno.

    Todo estaba en silencio, Jaret intercambiaba miradas de enfado con Alexander que para mi parecer era muy gracioso ya que su cara de enojado parecía la de un niño malcriado.

-   Voy a dar un paseo- dije al sentir la tensión del ambiente.

    Caminaba sin rumbo fijo pensando en mi hermana y todo lo que había pasado, las cosas sucedían demasiado rápido, sin darme cuenta comencé a tardar, había bajado y subido nuevamente a la montaña.

    Estaba muy oscuro y casi no veía nada, me torcí el pie y entonces me percaté de que había un acantilado.

    Sólo llegué a sentir un salpicón antes de abrir los ojos confundida, su rostro estaba exageradamente cerca del mío, desvié la mirada para evitar sonrojarme.

-   Suerte que te encontramos justo a tiempo- me agarré fuerte de él ya que todavía no superaba mi miedo a las alturas.

    Sus alas alumbraban en la oscuridad, me subió a la cima, allí se hallaban los demás, en serio no había sido mi intención hacerles preocupar, sólo quería un poco de tiempo para pensar.

-   ¡Qué suerte que estás bien!- Jaret dio un salto antes de darme un fuerte abrazo entonces fue cuando me percaté que mi bolso ya no estaba conmigo.
-   ¡Oh no! Mi bolso cayó al agua- con el dinero que tenía y con todo lo demás.
-   Yo me encargo- Jaret desapareció repentinamente.

-   Sí que le agradas mucho- añadió Janette de mala gana.
-   ¿Acaso él te sigue gustando?
-   O///O ¡no digas cosas tan estúpidas!
-   Bueno, yo sólo decía…- me encogí de hombros, su rostro me daba un poco de miedo.
-   Olvida esa idea niña- me dio la espalda- me voy a dormir.

    ¿Niña? ¿Cuántos años se suponía que ella tenía? ¿Diecisiete? Gran diferencia ¬¬

-   Yo también pienso lo mismo que tú- me mostró una sonrisa, últimamente él era más amable conmigo.
-   Bueno, yo quería disculparme por haberte preocupado.
-   Yo no estaba preocupado, ellos eran los que aturdían con eso de que te encontráramos pronto.
-   Gracias por tu sinceridad ¬¬
-   De nada- era demasiado bueno para ser verdad, ¿Alexander preocupado por mí? Ni en mis sueños.

-   Ya lo encontré
-   ¡Ahh! (Susto)- había aparecido Jaret repentinamente en medio de nosotros.
-   Gracias- le di un beso en la mejilla y me llevé el bolso conmigo.

    Estaba completamente empapado, saqué todas mis cosas de ahí para que se secaran y traté de dormir, pero en eso siento cómo alguien se sienta a mi lado.

    Cerré los ojos mientras sentía cómo apartaba mi cabello detrás de mi oreja con mucho cuidado para no despertarme.

-   Tonta, sí me habías preocupado- me susurró con aquella voz aterciopelada.
   
    Sentí cómo se alejó, entonces me quedé profundamente dormida.

-   ¡Levántate dormilona!- me gritó al oído.
-   ¡Qué!- me senté casi inmediatamente por el susto.
-   Jajajajaja- se mataba de la risa- sí que reaccionas rápido a esa frase.

    Pues esa siempre había sido su forma de despertarme, ¿acaso lo que me había dicho sólo había sido un sueño?
    Al pensar detenidamente en la forma en que me solía tratar y que repentinamente me susurrara algo como eso en el oído, definitivamente parecía más un sueño que algo que había pasado realmente.

-   Espero que hayas dormido bien, porque tu tortura comienza ahora- me escondí detrás de Alexander, ¿desde cuándo ella daba tanto miedo?


Continuará!!  :becho:
____________________________________________________________________________________

Bueno, aquí sigo con la descripción de personajes:

Janette o Jane: Proviene de una familia de magos, tiene diecisiete años de edad y es la ex novia de Jaret, tiene una apariencia adorable, unos enormes ojos café, el cabello siempre recogido como una cola de caballo largo y de color violeta, puede ser muy sensible, pero realmente mala cuando está celosa.
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [07/?]
« Respuesta #19 en: Febrero 11, 2011, 10:07:22 am »
parece que jane todavía siente algo por jaret
me gusto mucho el capitulo Tamy
espero la conti..
Gracias, estare esperando
bye ^^


 

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [07/?]
« Respuesta #20 en: Febrero 11, 2011, 07:29:42 pm »
Ayy!! qué lindo sí se preocupa por ella!! XDD
¿estará comenzando a gustarle?
Bueno esperaré el próximo cap
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [08/?]
« Respuesta #21 en: Febrero 12, 2011, 09:21:17 am »
                                                      Capítulo 8: " ¿Celos?"    

    En cinco  minutos comenzaría con mi clase, traté de desayunar lo más rápido que pude, mis cosas ya estaban secas, me puse la nueva blusa, la calza negra y esa corta pollera que jamás habría comprado si no se vendiera en conjunto con la blusa.

-   ¡Ahhh!- prendí un grito que de seguro hasta el sol lo habría escuchado.
-   ¿Qué pasó?- Alexander corrió hasta donde yo estaba.
-   Mi ropa se encogió…
-   O.o te ves linda así- soltó una risita.

    La blusa violeta que antes era un poco floja ahora me quedaba justa y dejaba que se me viera un poco de la panza, la calza y la pollera afortunadamente no se habían encogido, pero aún así me veía muy diferente.

    Estiré la blusa con fuerza para ver si no se extendía un poco más, pero no funcionaba, me daba tanta vergüenza, esa no era mi manera de vestir.

-   Ya deja de jugar y acompáñame-  :grr: ¡pero si no estaba jugando!
-   Ya voy- me daba demasiado miedo como para contestarle.

    Todos los magos tenemos una marca de nacimiento que nos determina nuestra especialidad, lo más común son la gota del agua celeste, una llama roja, una hoja verde, una roca gris y un trueno azul,  pero la mía era diferente. Pero existen tres símbolos más que son muy poco comunes, una sombra negra, un sol y una luna.

-   ¿Qué elemento te tocó?
-   No sé.
-   ¿Cómo que no sabes?
-   Bueno, tengo el dibujo de una luna.
-   Ah, entiendo, entonces necesitarás más de una maestra ya que puedes controlar cuatro habilidades, yo te enseñaré la del agua y el hielo, pero necesitarás a alguien que te enseñe magia negra y a otra persona que te enseñe el trueno.
-   Una pregunta, un mago que tiene el símbolo de un sol ¿qué habilidades tiene?
-   Bueno, también tiene cuatro, lo que tiene en común con la luna es la habilidad del trueno, después viene el fuego, el calor, y la luz.

    Me preguntaba quién podría haberle enseñado magia a Rose, pero cuando nos habíamos encontrado, ella podía manejar el trueno.

-   ¿Te pasa algo?
-   No, nada, entonces comencemos con la clase- le mostré una sonrisa un poco falsa, al recordar a mi hermana no tenía ganas de reír, sino de llorar, la extrañaba demasiado, su alegría, su manera de quejarse al trabajar y la manera en que le brillaban los ojos cuando hablaba de Alexander.

    Cuando nos volvimos a encontrar ella estaba tan diferente, vestía de gris, y que yo recuerde el rosa era su color favorito, ¿qué había pasado con su sonrisa? Quería hablar con ella y darle un fuerte abrazo, jugar a las cosquillas, ver lo inútil que era cocinando y espantar a los chicos del pueblo cuando no la dejaban en paz. Extrañaba tanto de ella, tenía que recuperar a mi hermana a toda costa.

-   ¿Me estás escuchando?
-   ¿Eh? ¿qué pasó?
-   ¡Préstame atención!- una enorme ola casi me ahogó.
-   Perdóname, ya te estoy escuchando.

    Si que no tenía paciencia conmigo, parecía como si no le agradara, pero entonces por qué seguía ella con nosotros, apenas terminé viva con la clase, no era tan fácil como pensaba, tenía que manejar bien mis emociones y mi nivel de magia, me sentía como una perdedora a la hora del almuerzo.

-   Mañana empezaremos más temprano, por hoy voy a descansar antes de que termines con mi paciencia.
-   Bueno u.u
-   No estés deprimida- Jaret me puso una mano en el hombro- todo va a estar bien- sentí cómo Janette me fulminó con la mirada.

-   Ven conmigo- Alexander se puso de pie y me agarró de la mano.
-   Pero qué haces…- me estiró con fuerza.
-   Espera, caminas muy rápido- me quejé.
-   Siéntate- habíamos bajado de la montaña, había una enorme pradera al otro lado del caudaloso río, obedecí.
-   No te preocupes si no le agradas a Janette.
-   Pero en serio todo lo que hago parece que no está bien.
-   Ella solamente está celosa porque Jaret es más amable contigo que con ella.
-   ¿¡!?- no comprendía.
-   Se nota que eres despistada, es lógico que ella rompió con él, pero él aún le gusta, se nota a la perfección por su forma de actuar.
-   No lo noté antes- miré al cielo.
-   Qué raro ¬¬- él tenía razón, yo era muy despistada.
-   ¿Me trajiste hasta aquí sólo para hablarme de eso?
-   No, te traje aquí porque quiero ayudarte, si aprendes a meditar vas a poder estabilizar tu energía y te resultará más fácil.
-   Sabes que no me gusta hacer ese tipo de cosas.
-   Pero es algo que te ayudará mucho.
-   ¿Desde cuándo quieres ayudarme?
-   Desde que descubrí que me empiezas a agradar.
-   Bueno, te escucho.

    No era tan aburrido como pensaba, después de una hora abrí los ojos, él seguía sentado a mi lado con los ojos cerrados así que traté de hacerle una broma.
    Pero cuando me acerqué más a él, repentinamente abrió los ojos dándome un gran susto.

-   ¿Qué crees que estás haciendo?- su mirada me dio un poco de miedo, me agarró del brazo, sonrió maliciosamente.
-   Ay no- esa sonrisa me decía que iba a hacerme algo.


Continuará…
_____________________________________________________________________________________

¿Un pequeño adelanto para el siguiente cap?
Bueno, digamos que es uno de los capítulos que más has esperado Nicky XD y bueno, va a estar algo romántico..
« Última modificación: Febrero 12, 2011, 01:20:14 pm por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [08/?]
« Respuesta #22 en: Febrero 12, 2011, 01:25:46 pm »
Wahh! qué le va a hacer!!
bueno, por fin mis súplicas han sido escuchadas, un capi romántico al fin!!  :wah
Gracias por continuar, espero la continuación  :becho:
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [08/?]
« Respuesta #23 en: Febrero 12, 2011, 05:15:04 pm »
Awwww que pasara el proximo capitulo,
enverdad lo espero, hayyyy que curiosidad
aunque sea que se queden mirando por unos 3 segundos me hace feliz jajajaj
me encato el capitulo tamy
espero el sequiente  :becho:


 

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [09/?]
« Respuesta #24 en: Febrero 13, 2011, 11:43:25 am »
                                                                    Capítulo 9:"Delirio o realidad"

    Aquella sonrisa maliciosa me hizo pensar que iba a hacerme algo,  pero al final, no me hizo nada malo como esperaba, se echó hacia mí haciéndome cosquillas.

-   Ajajaja ¡basta!- no podía respirar.
-   Ibas a hacerme una broma para reírte, entonces ahora voy a hacerte reír.
-   ¡No! ¡espera!- en serio ya me dolía la panza de tanto reírme, pero eso me hizo recordar a Rose.
-   Eres muy escandalosa…- se reía de mí, pero en verdad, yo era demasiado sensible en ese sentido.

    Estaba tirada en el suelo recuperando aire, él estaba a mi lado observándome con una sonrisita de satisfacción como diciendo “yo gané”

-   Te notaba más triste de lo normal, si es Rose quien te preocupa, tranquilízate que te prometo que haré hasta lo imposible para que ella vuelva con nosotros.
-   Gracias.
-   ¿Y eso por qué?
-   Por querer tanto a mi hermana, ella es una persona maravillosa.
-   Eso no me lo tienes que decir.
-   Y cuando ella vuelva yo apoyaré su relación al 100 por ciento- le mostré una sonrisa.
-   Esto no lo voy a decir otra vez así que escúchame- me senté para mirarle la cara- me agradas mucho Karin.
-   Entonces ya no me odias.
-   Nunca te odie, sólo no me caías bien.
-   ¡Qué sincero! ¬¬

    Nos quedamos en silencio durante un largo tiempo, era tan perturbante que mis cachetes estaban sonrojados, sentía como si mi corazón fuera a estallar, de verdad estaba enamorada de él, pero ese sería mi secreto, después de todo él es algo inalcanzable para mí y por más que lo fuera jamás traicionaría a Rose.

-   ¿No vamos?- se puso de pie.
-   Sí- asentí con la cabeza, me puse de pie, pero entonces me temblaron las piernas.

    Era extraño en mí sentirme tan débil, no entendía qué era lo que me estaba pasando, Alexander me miró extrañado.

-   ¿Karin?- fue lo último que pude escuchar, después de eso veía a Alexander hablarme, pero no lo escuchaba, todo se tornó oscuro.


    Lo único que podía escuchar era el sonido de mi respiración, era la primera vez en la vida que me pasaba eso, ¿acaso estaba muriendo? No entendía por qué me había tomado tan de sorpresa.

    Me dejé caer en el suelo, pero antes que lo tocara alguien me sostuvo entre sus brazos, estaba asustada, de mis ojos salían lágrimas, traté de luchar, intenté abrir los ojos, pero veía todo borroso a causa de mis lágrimas vi el rostro preocupado de Alexander frunciendo el ceño y escuchaba su voz muy lejana que me decía “¿qué te pasa Karin?” quise decirle que no sabía, pero no me salía la voz.

    Volví a cerrar mis ojos, estaba asustada, al final terminé escuchando solamente el sonido de mi respiración.

    Tuve una extraña visión después de un largo tiempo, estaba rodeada de árboles de cerezo, el suelo estaba alfombrado por los pétalos de la planta, qué hermoso lugar, llevaba puesto un largo vestido blanco, caminé por el camino y en medio de él vi a Alexander que se acercó a mí.

-   ¡Tengo miedo!- corrí hasta él y le di un abrazo, él también me abrazó.
-   Tranquilízate ¿sí?
-   Pero…
-   Y ya deja de llorar- me secó las lágrimas con su mano.

    Detuve su mano entre las mías, era tan cálida como siempre, ¿estaba soñando?, él me dedicó una gentil sonrisa que hacía que mi corazón se agitara.

    Quería sostener su mano por siempre, quería verlo mirarme de esa manera por el resto de mi vida, de verdad con tan sólo un largo abrazo me conformaría por siempre, eso pensé al principio.

-   Estás muy linda con ese vestido.
-   Gracias- no pude evitar sonrojarme.
-   ¿Quieres soltar mi mano?
-   Lo siento- solté su mano.

    Definitivamente era como un sueño, él siendo exageradamente amable conmigo, me agarró de la mano y la apoyó contra su pecho, sentía su corazón latir demasiado rápido, incluso más rápido que el mío.

    Al principio no comprendía por qué hacía todo eso, era como de esos sueños sin sentido o simplemente aún no lo comprendía.

-   No quiero soltar tu mano- dijo en eso como si leyera mis pensamientos, eso lo había pensado cuando sostuve su mano.

    Me dio un beso en la mano para soltarla sin dejar de mirarme, sus ojos turquesa eran tan profundos y brillaban con cierta ternura que hacían que quisiera besarlo. Conste que ya había tenido aquella oportunidad, pero aún así no lo hice.

    Pues ¿acaso no era como un sueño después de todo? Quizás en la vida real si lo besara traicionaría a mi hermana, pero si lo besara en medio de uno de mis delirios no traicionaría a nadie ¿verdad?

-   ¿En qué piensas?
-   Yo… bue…bueno, en nada…- ¿por qué me trababa al hablar?
-   ¿Quieres saber en qué pienso yo?
-   No sé si quiero saberlo.
-   Te lo demuestro- estaba demasiado cerca de mí, su rostro era perfectamente hermoso, una de las ventajas de los inmortales.
-   E-espera…
-   ¿Qué te pasa?
-   Por favor, no juegues conmigo.
-   Yo nunca haría eso contigo- su respuesta era seria, no parecía que estuviera jugando.

    Lo siento muchísimo Rose, pero en serio no quería hacerte esto, siempre hice todo lo posible por alejarme de él por ti, tuviste años para aprovechar esta oportunidad, pero te tardaste demasiado, ahora yo no quería desperdiciar esta oportunidad, no otra vez.


Continuará…
Nota: Este era el capítulo que estaban esperando XD y el próximo seguro más...
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [09/?]
« Respuesta #25 en: Febrero 13, 2011, 04:54:37 pm »
me encanto el capitulo Tamy esperare el proximo con ansias
Gracias  :becho:


 

Desconectado Nicky

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 43
  • KI: 2
  • Sexo: Femenino
  • El amor es la única cosa que crec cuando se repart
Re:Recuerdos [09/?]
« Respuesta #26 en: Febrero 13, 2011, 06:05:57 pm »
Beso! beso! beso! xfavooor ya no juegues con los sentimientos de tus lectores  :sadfox: y bueno gracias por el cap, espero el siguiente  :becho: cuídate
"La vida es como una leyenda, no importa lo larga que sea, sino que este bien narrada"

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [10/?]
« Respuesta #27 en: Febrero 14, 2011, 01:25:17 pm »
                                                                        Capítulo 10: "Retomando el viaje"   

    Esta vez iba a aprovechar esta oportunidad de una vez por todas, claro que sí, sin importar que mi corazón estallara en ese momento.

-   Te quiero Karin…- me susurró adorablemente y puso ambas manos en mi nuca.

    Me acercó a él despacio, sólo quería que se detuviera el tiempo justo cuando apoyó tiernamente sus labios contra los míos, parecía tan real.

    Sin duda había sido uno de los mejores delirios que había tenido, nos miramos fijamente después de ese beso, no había persona más feliz que yo en ese instante.

-   Yo también te…- no pude terminar con esa frase porque todo desapareció a mi alrededor.

    Entonces fue cuando volví a escuchar el sonido de mi respiración y abrí los ojos instantáneamente.

-   ¿Estás bien?- el primer rostro que vi fue el de Alexander.
-   Sí, estoy bien- se senté de golpe lo que hizo que me diera un mareo, pero quería correr de allí, me daba tanta vergüenza mirarle a la cara.
-   ¿Dónde están los otros?- hice todo lo posible para no dirigirle la mirada.
-   Janette fue en busca de hierbas medicinales, Noah y Jaret acaban de irse a investigar en un pueblo a quince kilómetros de aquí.
-   No tenemos que atrasarnos sólo por esto, voy a estar bien, tenemos que buscar las piezas del…-no me dejó terminar, me estaba tratando como si yo fuera su hija.
-   Ni se te ocurra ponerte de pie, estás ardiendo en fiebre.
-   Mentira- me toqué la frente, él tenía razón, pero yo no era de enfermarme mucho, mi hermana sí, pero yo no.
-   No seas cara dura y recuéstate.
-   …- obedecí con mala gana.

    Todavía no me atrevía a verle la cara, en ese instante, en vez de sentirme feliz, me sentía incómoda, no quería estar a solas con él, no en ese momento, no después de haber hecho algo tan estúpido pero que no merecía de arrepentimiento.

-   Ya llegué- anunció Janette estando a unos metros.
-   Ya despertó.
-   Qué bien- ¿sonrió?, entonces significaba que le estaba empezando a caer bien.
-   Perdón por preocuparlos, pero estoy mejor- iba a sentarme pero entonces me encontré accidentalmente con el rostro de Alexander.
-   Te traje una medicina de un pueblo cercano- me pasó un vaso- no creo que tenga un sabor agradable, pero bébelo todo.

    Yo sólo asentí con la cabeza, pero en verdad tenía un sabor muy desagradable, no sentía mi lengua por culpa del sabor amargo, Janette se sentó a mi lado.

-   Cuando te empapé con agua olvidé que tus defensas aún estaban muy bajas ya que acabas de cumplir quince años y tu magia empieza a separarse de tu energía vital, es un proceso un poco delicado para los magos que cualquier resfrío o enfermedad se te complicaría.
-   Yo no estaba ni enterada que eso podía pasar.
-   Yo tampoco, pero ya estabilicé tu energía vital así que pronto ya vas a estar bien- ¿y esa sonrisa tan gentil?, ¿seguía delirando o qué?

    Tenía razón, al cabo de una hora, la fiebre se me había quitado y me sentía mejor que nunca, como si pudiera correr diez kilómetros y al llegar a mi meta no tuviera ni una pizca de cansancio.

    Esperamos durante un largo tiempo a Noah y a Jaret y como no llegaban entonces decidimos ir a buscarlos, yo caminaba adelante con entusiasmo, aunque también lo hacía para evitar ver a Alexander, ya estaba anocheciendo, teníamos que llegar cuanto antes, habíamos perdido casi toda la tarde esperando a que esos dos aparecieran.

-   Vas muy rápido- se quejó.
-   Es lo mismo que te suelo decir y no me haces caso así que aguántate.

    Entonces, me detuve al escuchar un aullido, enormes lobos nos tenían rodeados, mostraban sus enormes colmillos, a lo lejos se escuchó otro aullido, los lobos alzaron la oreja y los dos que estaban en frente de mí se apartaron para dar lugar al que se acercaba.

-   Y yo que pensaba que estos lobos eran enormes- murmuró Jane al ver al lobo que se acoplaba, que al parecer era el que tenía más autoridad en la manada.

    Pude distinguir que colgaba de él un collar, pude distinguirlo a simple vista, era uno de los talismanes, no sabía cómo había parado en el cuello de ese animal, pero tenía que arrebatárselo.

-   Yo me encargo- dije en voz baja sólo para que mis acompañantes lo escucharan, pero los animales también lo oyeron y atacaron en grupo.

    Janette hizo una barrera de agua alrededor suyo, yo traté de hacerlo, pero no me salió, el lobo más feroz estaba sobre mí, me miraba con esos intensos ojos marrones mientras me mostraba sus dientes.

    Me agarré del collar y le di una patada para sacarlo de encima de mí, después de todo aún tenía mis trucos bajo la manga si no podía usar magia, sabía defenderme sola, pero esta vez eran demasiados por lo tanto no me sentía tan confiada.

-   ¡A correr!- al fin Janette había dado una interesante idea, pero la palabra correr o huir hacía que me vinieran recuerdos en la cabeza, me di media vuelta y entonces me percaté de que estaba completamente rodeada.

    Pues claro, me había convertido en su blanco ya que la cadena se había soltado y tenía el talismán en mi mano, Janette ya estaba muy lejos cuando se giró para mirar quien la seguía, entonces clavó su mirada en mí.

    Parecía como si la manada sincronizara a la perfección sus movimientos con tan sólo mirarse, los cinco saltaron hacia mí al mismo tiempo.

    Me puse ambas manos en la cabeza pensando que ese sería mi fin, sería descuartizada por esos feroces animales, sentí un escalofrío por todo mi cuerpo, tenía miedo, no quería morir así.


Continuará XD
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"

Desconectado Daniela

  • Sargento Segundo
  • *
  • Mensajes: 283
  • KI: 7
  • Sexo: Femenino
  • Desciende sobre mi como la brisa
Re:Recuerdos [10/?]
« Respuesta #28 en: Febrero 14, 2011, 08:31:22 pm »
ashhh entonces solamente fue un sueño porqueeeeeeeeeeeeeeee
me gusto mucho el capitulo
como hara para librarse de esos lobos
alguien la salvara o... bueno esperare la conti..
gracias Tamy  :becho:


 

Desconectado Tamy 8D

  • CABO
  • *
  • Mensajes: 127
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • La risa es un tranquilizante sin efecto secundario
Re:Recuerdos [11/?]
« Respuesta #29 en: Febrero 15, 2011, 05:10:24 pm »
                                              Capítulo 11: "Salvada por un ángel"


    Veía una luz, pero no estaba muerta, abrí un poco los ojos con miedo, Alexander me estaba abrazando y nos había protegido a los dos con sus alas rodeándonos, pero su espalda estaba al descubierto.

    Escuché el sonido de un desgarre de ropa, hizo una mueca de dolor pero aún así no dejó de mostrarme una mirada como diciéndome que todo estaría bien, hubo un brillo con demasiada intensidad que no pude ver nada, cuando dejó de abrazarme, sus alas desaparecieron.

-   ¿Estás bien?- se estaba tambaleando.
-   …- sólo asentí con la cabeza.
-   Me alegro- me mostró una sonrisa antes de desplomarse contra el suelo.

    No sabía qué hacer, y como supuse, le habían desgarrado la espalda y estaba perdiendo mucha sangre, busqué a Janette a mí alrededor, pero entonces me sentí perdida.

    No tenía ni la menor idea de dónde estábamos, en medio de un camino de árboles, se podía escuchar el sonido del agua muy cerca, observé sus heridas, eran un poco graves, busqué corriendo el arroyo, me encontré con uno justo a mis espaldas al otro lado de unos arbustos, el agua venía de una pequeña cascada, no tenía ni la menor idea de dónde nos encontrábamos.

    Afortunadamente tenía mi bolso conmigo, lavé su camisa y comencé a desinfectar su herida con lo poco de primeros auxilios que tenía. Era la primera vez que veía tanta sangre lo que me causaba un poco de malestar, pero traté de permanecer consiente y a rogar que él despertara para que usara sus poderes para sanarse a sí mismo.

    Era de noche, pero me extrañó la iluminación que había en ese lugar, entonces noté que habían un montón de mariposas volando alrededor, pero eran mariposas que nunca antes había visto que tenían un brillo raro como las luciérnagas, solamente que eran de diferentes colores. 

    Por fin abrió los ojos, seguía sangrando lo que me hizo reaccionar casi al instante en que despertó.

-   Por favor róbame toda la energía vital que necesites para sanarte.
-   No seas tonta, acortaré tu tiempo de vida.
-   ¡No me importa!... esto fue por mi culpa y no me arriesgaré a volver a perder a una persona que quiero mucho.
-   O.O… ¿qué dijiste?
-   ¡No te lo pienso repetir! O///O
-   Ven aquí- extendió su mano.
-   Sí…- le agarré de ambas manos.
-   Cierra los ojos, te sentirás un poco cansada después.

    Sentía algo extraño que fluía en mí, cuando me soltó abrí los ojos de repente, sentí un mareo, me acosté en el suelo y me quedé observando a las mariposas.

-   ¿Te sientes bien?
-   S-sí, estoy bien.
-   Mentirosa ¬¬
-   Estoy un poco cansada.
-   Entonces descansa-ahora era él quien estaba sentado a mi lado y yo estaba tirada en el suelo.
-   Antes quiero ver algo- traté de sentarme, después de un suspiro me puse de pie aunque me temblaban las piernas- quédate quieto.

    Justo como lo creía, la herida no estaba del todo curada, había dejado de sangrar, pero parecía como si eso le hubiera pasado hace apenas unos tres, lo que significaba que aún le podía doler ya que era profunda.

-   ¿Por qué no la curaste por completo?
-   Porque no quiero que mueras tan rápido.
-   No sé, yo creo que viviré hasta que sea anciana.
-   Y yo viviré por siempre, sin duda voy a extrañarte.
-   Pero todavía falta mucho para eso así que…
-   ¡Quiero estar contigo todo el tiempo que sea posible!
-   ¿Te golpeaste la cabeza o algo así?
-   Nunca tuve hermanos, tú eres muy especial para mí, crecimos juntos.
-   Ah, era eso- ¿por qué me decepcioné al escuchar eso? Estaba bien que me quisiera como a una hermana.
-   Descansa, tomé mucho de tu energía vital, de seguro que hay cierto desequilibrio y te tienes que acostumbrar a eso.
-   Te preocupas demasiado por cosas insignificantes- me acosté sobre su regazo.

    Todavía no entendía por qué estábamos allí, cómo habíamos llegado a ese lugar, qué fue lo que realmente pasó. Aunque no podía negar que era un hermoso lugar, la cascada, el arroyo, los árboles, la brisa de primavera, las estrellas adornando el cielo, las mariposas.

-   ¿Dónde estamos?
-   Es un lugar donde papá solía traerme cuando tenía como cinco años, aquí fue dónde él y mi madre se conocieron.
-   ¿Cómo llegamos hasta aquí?
-   Bueno, creo que la tensión hizo que mis poderes se me salieran un poco de control y lo primero que se me ocurrió fue este lugar y sin darme cuenta nos tele transportamos aquí.
-   Yo no sabía que podías hacer eso.
-   Nunca antes lo había intentado así que se podría decir que fue un accidente porque no tengo ni la menor idea de cómo lo hice.
-   Cuando amanezca buscaremos a Janette.- estaba más que segura que ella estaba a salvo.
-   Así que conseguiste el talismán.
-   Sí…- aunque me faltaban nueve partes más.
-   Bien hecho.

     Una mariposa se posó en mí,  era aún más preciosa cuando la mirabas de cerca, la mariposa era de color azul, y al rato una de luz blanca también se posó sobre mí.

-   Cada color representa algo diferente, la azul paz y la blanca pureza, se ve que les caes bien.
-   Tú no te quedas atrás- al mirarlo vi un montón de mariposas sobre él, una blanca sobre su cabeza y una anaranjada sobre su hombro.
-   Déjame guardar el talismán en el bolsillo de mi pantalón.
-   Ok- cuando nuestras manos se juntaron, otra mariposa de color rojo vivo se posó en nuestras manos.
   
    No quise moverme para no espantarla, pero al parecer tenía planeado estar allí toda la noche así que voló cuando nuestras manos se separaron.

-   Ya es tarde, mañana apenas salga el sol y nos vamos- añadió él con un tono algo nervioso.
-   Como quieras -me acomodé- buenas noches.
-   Buenas noches.

    No tenía que negar que me sentía cansada, apenas amaneció y los rayos del sol chocaron contra mi rostro, los pájaros comenzaban a cantar, había dormido demasiado bien, miré a mi alrededor y no lo encontré.
    ¿Dónde se había metido Alexander?... ¿Acaso me había dejado allí sola?


Continuará

Y otro capítulo romántico XD creo que desde ahora en adelante van a haber muchos como estos..
« Última modificación: Febrero 15, 2011, 05:13:52 pm por Tamy 8D »
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad. La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla. Y al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años"