FOROS

Junio 19, 2018, 04:47:41 pm

Autor Tema: Los Eternos  (Leído 3871 veces)

Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Los Eternos
« en: Mayo 28, 2010, 04:08:29 pm »
Hace un poco empece a escribir una historia, porfavor criticadla y darme ideas (:  (·~_~·)   

Título: Los eternos

Autor: Aylen Wolf Harribel, vamos... yo xDD

Género: Fantasía, Drama, Romance, Acción, Psicológico
Sinopsis: Ryan Lambert es un estudiante con un triste pasado y un presente monótono. Pero todo acaba cuando aparece ella y las cosas se complican hasta el punto de superar todo lo que el hombre ha imaginado.

Ambientación: En el tiempo actual, vamos que Ryan puede ser tu vecino... En el pueblo de Brig, en Suiza(quizás ya no puede ser tu vecino... xDD) Y lo demás en desarrollo...
 
Personajes: PD: pondré unas imagenes para que os hagais una ligera idea de cómo son (: REPITO! sólo parecido físico, no que sean ellos!
 
   Ryan Lambert : Protagonista de la historia. Medio español medio inglés de 17 años, castaño de ojos verdes, alto y atlético. Sus ideales y formas de pensar se van descubriendo a medida que transcurre la historia.
 
   
Se daría un aire a Suzaku de Code Geass xDD
 
   Alissa Muratovich Her: mejor amiga y compañera de Ryan. Una rusa de 17 años, bajita, delgada, blanquita de piel... Vamos, como una muñequita de porcelana. Ojos enormes y azules, y con el cabello corto y rubio.
     
   Marc Herlaut: mejor amigo y compañero de clase de Ryan. Un francés de 18 años, castaño de ojos marrones, moreno de piel, alto y musculado. Un chulo pero majo. xDD
     
   
Sí! es Tasuku Kurosaki de Dengeki Daisy *¬*, no le tengais en cuenta la cara de mala ostia xDD..
 
    Jenkins Stevenson: el tío de Ryan. Un cincuentón inglés, pero bien conservado, vacilón, sobreprotector y serio. De pelo canoso y ojos azules, muy alto y delgado. De buen ver y siempre arreglado.

   
   
Sí, es Usagi-san xDDDD de Junjou Romántica jajaja
          María Toscana: Sirvienta de la casa del tío Jenkins, siempre llena de enrgía y alegría. Colombiana que ya perdió su acento por lo mucho que lleva sirviendole(más de 7 años). De 30 años, castaña de ojos marrones a la que Ryan ve más como una hermana molestona pero adorable.

   
     
Nuestra queridísima Misaki de Kaichou wa maid-sama! xDD encajaba de sirvienta vale? xDD
          Silvia García: compañera de clase de Ryan y que una vez estuvo enamorada de él. Española de 17 años, morena y de ojos azules, mediana de estatura y delgada. Bastante tímida, o eso es lo que parece.

   
       La "Ojitos" (hasta que no se desvele el nombre, no hagais spoilers!!! xD): misteriosa chica que siguió a Ryan. Alta y delgada, de cabello extrañamente blanco e increibles ojos verdes. 
Ignorad los ojos azules, estos son los importantes: xDDD






     
            Capitulo 1 - Luz de luna
 
Una vez dijo Shakespeare: “El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan, pero para los que aman, el tiempo es eternidad...”
Esta es una de esas frases que cuando la lees te recorre un escalofrío por la espalda, que al principio no sabes por qué es, pero si te pones a pensar en ello, acabas llegando a identificarte con ella. Me hace recordar que ha habido veces en las que he pensado que mi vida no vale una mierda.
Soy Ryan Lambert, y aunque parezca mentira, nací en España. Mi nombre y apellido ingleses se deben a que mi padre era inglés, y por las casualidades de la vida se casó con mi madre, española de los pies a la cabeza.
Ahora vivo en Suiza, concretamente en Brig. Me mudé aquí harán ya diez años con mi tío Jenkins. No es que tenga una estrecha relación con él, pero mi padre falleció al poco de nacer yo y mi madre me dejó a su cargo. Después no supe más de ella.
Mi tío Jenkins es del tipo de persona con el que jamás saldrías de fiesta. Con esto no digo que sea un hombre amargado o que no pare de echarme la bronca, sino más bien es del tipo de gente que no te deja ir a ningún lado sin que le hayas dicho con quién vas, adónde, cómo, cuándo, qué llevas y qué no llevas, y todas esas preguntas inútiles cuyas respuestas seguramente te inventas mientras dura el interrogatorio.
Ya tiene sus cincuenta y pico años encima, y aún así, cualquiera diría que es mi abuelo. Es altísimo eso sí, me sacará cabeza y media como mínimo, delgado y con unas entradas como la boca del túnel. En su pelo corto y siempre arreglado asoman ya esas compañeras capilares de los cincuentones, llamémoslo canas.
Debo agradecerle que me haya inscrito en el único instituto cerca de la casa dónde vivimos, los demás son de las afueras, y para colmo, de ricachones.
 

Y aquí estoy, de camino al instituto McPherson, intentando llegar a tiempo para que el director Petersson no cierre las puertas como un maníaco antes de que lleguen los rezagados.
-   ¡Vamos Lambert! siempre igual, no hay día que no llegue a la hora – masculló mientras echaba la llave tras de mí.
-   Lo siento director Petersson, no se volverá a repetir – le solté como pude mientras jadeaba por el cansancio de la carrera. Juro que estaba a punto de morir.
-   ¡No se volverá a repetir, no se volverá a repetir! – Se burló agitando las manos cómo si entrara en pánico – Si por cada vez que usted me ha dicho eso me dieran un euro… ¡Oh señor, yo no seguiría aguantándoles aquí! ¡Borregos!.
Cada vez odiaba más al director Peterson. No sé si es por las constantes burlas y exigencias a las que nos sometía o porque este sí que era un amargado.
Por fin llegué a mi asiento. A mi clase le pusieron el apodo de “la ONU”, y no les falta razón: hay ingleses, suecos, rusos, americanos, franceses y dos españoles (yo y una chica bastante mona).
-   ¡Ryan! – Cantó alegremente Alissa al verme sentado en mi sitio – Hace siglos que no te veía, ¿se puede saber dónde te habías metido?
-   Alis, sólo ha pasado un fin de semana… -refunfuñé. Me estaba entrando sueño por momentos. La llamaba simplemente Alis desde que me enteré de su apellido, estos rusos…
-  ¡Jo! Estropeaste el momento… - lloriqueó ella.
-  ¡Hey, baby! – Me saludó Marc mientras caminaba con esa pose de chulo suya - ¿Qué te está haciendo ya Alissa? – soltó con una risita burlona.
-  ¡Cállate! Siempre molestando… - replicó ella.
Alissa y Marc son dos de mis compañeros de clase, a diferencia de los demás, a ellos los conozco desde que llegué a Brig.
Alissa es pequeñita y delgadita, igual que una muñequita. Su cabello corto y rubio contrasta con esos ojos enormes y azules que destacan en esa pequeña carita suya. Al lado de Marc, su piel blanca parece nieve comparada con el moreno playero de él. Marc es bastante alto, como yo más o menos, uno ochenta o así. Centímetro arriba, centímetro abajo. Es de complexión musculosa, de lo que le gusta alardear. Por lo demás es normalito, moreno de ojos castaños claros. Él es todo un ”Donjuán francés”. Se podría decir que son mis mejores amigos, no los únicos, ya que con el tiempo he ido conociendo más gente.
-  Mañana acordaros de que iremos a visitar el palacio Stockalperpalast – recordó el profesor.
Por esto odio los apellidos rusos, porque los nombres suecos son igual de inverosímiles. ¿Cómo demonios se supone que debo decir eso?, ¿no podrían llamarlo Palacio de Brig?
-  Ryan se sentara conmigo en el autobús… ¿verdad que sí? – me dijo Alis con su vocecita de “no he roto un plato nunca”.
-  Pero si se puede ir caminando perfectamente… – la reproché. Sí, soy uno de esos tipos a los que les gusta caminar más de la cuenta. A decir verdad, es que muy cerca no es que estuviera el “palacio trabalenguas”.
-  ¡Claro que sí!, Ryan es un chico muy sano… ¿has visto que musculitos está sacando? – intervino Marc bromeando. Era verdad que estaba desarrollando musculatura, cualquiera lo haría teniendo a mi tío en casa asfixiándome para que ayude a la sirvienta a mover muebles de un lado para otro. ¿Y para qué?, para que luego me mande ponerlos dónde estaban en un principio. Oh dios, si hay algo que odie del tío Jenkins es su frívolo sentido del humor. Juro que se divierte con eso.
-  ¿Y si vamos los tres en autobús?, no creo que Alis se contente con ir contigo sola… - dije mientras miraba la cara traumatizada de Alis. Seguro que se lo estaba imaginando.
-  Ni que mordiera… - dijo Marc mirándola.
-  No es eso… pero escuché lo de la chica de tercero a la que acompañaste a casa la semana pasada… - dijo Alis. Ese rumor yo también lo escuche. Y no, no es bueno.
-  Bueno… eso son exageraciones de la gente – se defendió él – ya sabes que yo en el fondo soy buena gente…
-  Ya… por eso dicen que la acorralaste contra la pared… – siguió Alis – la pobre intentó irse y tú la agarraste de…
-  ¡Vale, vale! ¡No hace falta decirlo de nuevo! – interrumpió Marc avergonzado. Es la primera vez que lo veo avergonzarse de algo. No exagero, de verdad, lo de Donjuán francés no se lo pusieron a la ligera.
-  Resumiendo, mañana a las diez en la plaza central de Brig – dije mientras interrumpía la discusión sobre el nivel de perversión de Marc. Sí, yo creo que es el único nombre de un lugar de este país que se puede decir con normalidad.


A la mañana siguiente tuve que levantarme más temprano de lo normal, ya que la sirvienta de la casa de mi tío Jenkins se rompió la muñeca trasladando inútilmente un mueble de sitio – vaya por dios… - Me sirvió para practicar mis habilidades culinarias a la hora de hacer un desayuno que no me mate. Pero como dicen por ahí que lo que no mata engorda… haré caso.
Ya estaba llegando al lugar dónde me cité con Alis y Marc. Llevaba encima unas cuantas pastillas para el dolor de estomago. Juro que mato a quien dijo la dichosa frase esa, no he probado un desayuno tan vomitivo como ese, y eso que solo hice una tortilla francesa.
-  Ryan que mala cara tienes… - dijo Alis preocupada.
-  No te preocupes… se pasará dentro de un rato – dije mientras intentaba mejorar la cara de sufrimiento por el envenenamiento alimenticio. Más vale que se pase.
-  Ryan, ¿tienes hambre?, mi madre hizo tortilla para después pero como te veo con hambre si la quieres ya… - dijo Marc. No sé si lo hizo a mala uva pero en ese momento creo que le odié.
-  No, gracias. Estoy servido – dije. Y tan servido… - Bueno, ¿vamos ya para el palacio Stockalporpasto?
- Es el palacio Stockalperpalast… ¿tanto te cuesta pronunciarlo bien? – me corrigió Alis. Dios, y tanto que me costaba. ¿Quién demonios le pondría un nombre así a un palacio?
Después de un rato caminando, y arrastrando a Alis tras nosotros, llegamos al susodicho palacio. Allí ya estaban el profesor y nuestros compañeros. Me fijé en que Silvia, la otra española de mi clase, se había arreglado más de lo normal para ir a una excursión. Llevaba una falda de terciopelo negra a conjunto con las manoletinas, y una camisa blanca con un broche de plata con rubíes incrustados, que tenía pinta de no ser muy barato. La verdad sea dicha, pobre la chica, no era.
-  ¡Hey, Sil!, ¿a dónde vas tan bien vestida? – le pregunté mientras me acercaba a ella. No es que tuviéramos muchísima confianza para llamarla así, pero eso de ser del mismo país algo tenía que unir.
-  Ah… eh… ¡hola Ryan! – Me saludó ella, aunque un poco cortada – Pues es que hoy mi padre tiene una comida de negocios muy importante y quiere que asista con él. Tampoco es que me apetezca mucho pero que se le va a hacer ¿no? – dijo ella como si fuera lo más normal del mundo. Su padre era el jefe de una compañía de seguros aquí en Suiza. Su dinero se sacaba seguro viendo la tasa de suicidios que hay por aquí. Seguro que es por los nombres…
-  Vaya… eso significa que te vas antes ¿verdad? – dije.
-  Pues si… ¿era hoy cuando nos reuniríamos los de clase para comer no? – preguntó Sil apenada.
-  Pues sí, sí que era hoy. Que se le va a hacer… otro día será – dije con pena. Sí que me daba pena que no viniera, era de las más guapas de clase y sin duda de las más majas. A veces me hacía un poco de “tilín” pero luego se me pasaba. Será eso que llaman encaprichamiento.
- Si… otro día. Bueno, nos tenemos que ir ya para la visita ¿no? – Cortó de repente ella – luego nos vemos, hasta otra Ryan.
No me dio tiempo a despedirme ya que salió disparada hacia la fila que estaban formando en la entrada del edificio.
Me dediqué a buscar a Alis y Marc hasta que la escuché a ella llamarme.
-  ¿Has estado hablando con Silvia, no? – me interrogó ella – se nota que la tienes loquita, cada vez que habla contigo balbucea sin parar y además te mira muy indiscretamente… - terminó de decir Alis mientras que miraba a Silvia que estaba a punto de entrar en el palacio “trabalenguas”.
-  Bueno… aún así ella sabe que solo somos amigos. Ya se lo dejé claro el año pasado durante la noche de Valburga* - dije recordándolo.
-  Ya, pero para una chica enamorada, que la rechacen una vez no significa que vaya a desistir en su objetivo – dijo Marc mientras le echaba el visto bueno a Silvia. De verdad, es una mala influencia.
-  Bueno, ¡qué más da!, entremos de una vez o me congelaré de frío – espetó Alis tiritando.
El palacio era bastante grande, por no decir que era monstruosamente grande. Cada torre tenía en el tejado una gran esfera dorada, la verdad es que el diseño no me hacía mucha gracia. El patio interior, para variar, también era enorme. Si mirabas hacia todos lados te sentías absorbido por cientos de ventanales con arcos, todo muy bonito sí, pero el frío no me lo quitaba.
Cada vez que pasábamos por las diferentes estancias sentía que cada cuarto era del tamaño de mi casa. Todo muy bien decorado, cuidado y limpiado con esmero.


*Noche de Valburga: fiesta sueca celebrada el 30 de abril. Se encienden enormes hogueras que simbolizan la expulsión del invierno con el fin de dar paso al verano.
 

Estaba totalmente entretenido mirando las decoraciones y detalles de las estancias que ignoré el aviso del profesor de volver al piso inferior a asistir a una aburrida charla sobre la historia del palacio.
Aproveché y seguí cotilleando las diferentes habitaciones, intentando que los guardias no me dieran el aviso que ignoré del profesor.
En una de las habitaciones había una cama enorme, probablemente cabrían ocho personas – sin exageramientos – con un dosel cayendo desde el techo cubriendo los laterales de la cama.
Noté la presencia de alguien en la estancia, pero era imposible, la puerta no había sido abierta en ningún momento, habría escuchado ese horrible chirrido. Busqué detrás de cortinas  y dentro del gigantesco armario – si, ya sé que no se deben tocar los objetos que están expuestos… - Seguí buscando y nada…
Me rendí, así que decidí bajar al infierno del piso inferior a escuchar lo que quedara de la interesante charla.
 
ACTU 30/5/10
 
- ¿Se puede sabes dónde te has metido?-me regañó Alis- La charla terminó hace más de diez minutos. Ya estaba estaba empezando a preocuparme.
- Lo siento Alis-dije- pero es que me perdí y dediqué mi tiempo a mirar más habitaciones. !Jo, que mal miento!
-!Pues haberme llamado y hubiera ido a buscarte!!Parece mentira que no lo hicieras!-refunfuñó ella.
-Tú has robado algo... -susurró Marc a mi oído.
- !Qué dices idiota! qué iba a robar en esta granja de polvo- le espeté. Creo que experimentaban genéticamente con las pelusas y las motas de polvo. Ese tamaño era considerable. Podrían saludarte y todo.
-!Bueh! Vámonos ya a comer, que hay hambre- dijo Marc dando por finalizada la conversación.
 
Fuimos a comer a una pizzería bastante famosa de Brig. Bueno, famosa porque era la mejor de los cuatro o cinco tugurios que se habían adjudicado el título de pizzería. Al final, fuimos unas siete u ocho personas a la comida, y al pasar el tiempo nos quedamos el trío de siempre.
 
- Bueno, yo ya me voy para casa- dijo Marc- Mañana os veo ¿eh?
- Sí, yo también me voy llendo, que está anocheciendo muy pronto últimamente...- se despidió Ais también.
- Entonces nos vemos mañana- dije- !Adios!- les grité mientras se iban alejando por la empinada calle principal.
 
Deshaciendo el camino de esa mañana me encontré solo en las calles suecas. No había ni un alma, la gente de aquí no sabe lo que es la fiesta.
Aún permanecían algunos rayos de sol reflejados en los ventanals de las casas y sobre la gran fuente central haciendo un efecto muy bonito.
De repente volví a tener esa maldita sensación de que no estaba solo, como en el palacio "Stocke-no-se-qué". Miré hacia atrás, arriba y a los lados. Nadie. Decidí ignorar la sensación, me dije que serían solo jugadas de mi imaginación, asi que empecé a caminar de nuevo.
Cuando llegué al final de la calle, no pude evitar la necesidad de darme las vuelta y mirar. Eta vez lo ví. Una figura humana al pie de la calle, observándome. No pude saber si era hombre o mujer, el poco sol que quedaba se escondía tras aquella figura. Y empezó a caminar hacia mi.
Me asusté y salí corriendo. Sí, me podéis llamar miedica, cobarde, gallina y todos los insulto que indiquen carencia de valentía que se os pasen por la cabeza, pero juro que me entró un pánico horrible y mis piernas empezaron a moverse solas en dirección opuesta a aquella extraña sombra. ¿No es el miedo y la desconfianza defectos humanos?
 
Llegué a casa por fin, y cerré la puerta tras de mi.
 
- ¿Se puede saber qué horas son estas de llegar?- me regañó mi tío Jenkins nada más llegar- Dijiste que irías a comer con tu clase ¿no? pues son las once y media pasadas. ¿Te comiste el restaurante entero o qué?
- Después fuimos a dar una vuelta- le respondí- y no pongas a una cutre pizzería al nivel de un restaurante, por favor.
- Un restaurante es un local al que la gente va a comer dando dinero a cambio ¿no?-dijo él- pues creo que habrás hecho lo mismo que en uno, ¿o te has ido sin pagar?
- Bueno, déjalo, me voy a dormir- dije lléndome a mi cuarto ensneguida. Siempre tiene que poner quejas a todo. Y ya era lo bastante mayorcito como para que me regañara por llegar tarde, y aparte él no era mi padre, y mucho menos mi madre.
 
Me eché en la cama y enseguida caí rendido ante el sueño.
 
- !Buenos días!- canturreó María, la sirvienta- ya es hora de levantarse, que porque sea fin de semana no hay que holgazanear.
- María, por Dios, que son las nueve de la mañana...- balbuceé aún dormido. No creo que fuera capaz de entenderme.
- !Da igual la hora!, las mañanas bonitas no esperan señorito- dijo María con entusiasmo. Vaya si estaba estusiasmada y lo mejor es que no sé de dónde saca esa fuerza para sonreir siempre. El mes pasado falleció su hermano en un accidente de coche, y a las dos semanas ya estaba igual que siempre. Siempre decía que "al mal tiempo, buena cara". Pero a la gente por mucho que se les diga eso con una sonrisa de oreja a oreja, es posible que no vuelvan a sonreir, o al menos con el corazón.
 
Me levanté de mala gana y me vestí mientras María ordenaba mi habitación. Y no, no tengo revistas con contenido erótico ni nada por el estilo.
No tenía hambre asi que decidí irme a dar una vuelta para aprovechar la dichosa "mañana bonita". Ha´cía bastante frío ya que aún era temprano. Los comercios empezaban a abrir, y los escasos pubs a cerrar.
Llegué hasta un parque cercano a la plaza y me puse a canturrear como un autista mientras tomaba el sol. La verdad sea dicha, o me arrepentí de que María me levantara temprano. Se sentía uno realmente bien bajo los rayos matutinos del sol.
 
No sé si ya me estaba volviendo paranoico, pero volví a tener la dichosa sensación de no estar solo. Al principio intenté ignorarlo, pero esta vez la sensación cada vez era más fuerte. Abrí los ojos y mire hacia los lados. Nadie como de costumbre.
Decidí ponerme a escuchar música. Me aislé con los auriculares y me metí de lleno en el ritmo de la canción. ¿Qué música escucho?, cualquiera que no diga algo sobre quemar iglesias o algo del tío ese que juraría que no ha tenido un segundo de felicidad en su vida.
La sensación se hizo más débil a medida que me iba transformando, ahora sí en un autista.
Se me cayó el reproductor al suelo y se apagó. Maldecí a todo ser viviente mientras comprobaba que ya no daba señales de vida.
 
Y la ví, la figura de la tarde anterior, a la entrada del parque. Y ahora sí pude identificarla bien.
 
ACTU 11/6/10
 
El escaso viento matutino zarandeaba su lacio y largo cabello del color de la nieve. ¿Es posible tener ese color de pelo y no ser un viejo de jeriátrico? Suponía que era una mujer, a menos que fuera un chaval de esos que se dejan crecer el pelo solo para menearlo al son de la música como si estubieran asesinando moscas invisibles. O eso, o tienen epilepsia.
 
- ¿Quién eres?, tú eras la de ayer ¿verdad? -pregunté. Me sentí como un verdadero estúpido.
- Puede ser -dijo ella. Definitivamente era mujer. Y si no lo era, debería hacerse un tratamiento para adoptar una voz un poco más masculina, puesto que su voz era dulce pero estaba teñida con un sentimiento contradictorio. ¿Dolor tal vez?
- ¿Qué quieres de mí?, si has venido a robarme te has equivocado de víctima. Lo mejor que tengo es un reproductor de música "moribundo" y un móvil que podría haber pertenecido al Paleolítico...
- No vine a robarte, chico del cuarto mundo -dijo riéndose. Me saca de quicio que la gente se ria porque uno tenga un móvil prehistórico.
- Si has venido a reirte de mi estado económico te puedes ir dando la vuelta...-solté de mal humor.
- !Bueno, bueno! relájate ¿quieres? -dijo ella, aún riéndose. Aunque si era sincero, su risa era encantadora y contagiosa. Eliminaba cuaquier sentimiento de tristeza que pudiera haber tenido.
 
Se acercó lentamente hasta mi, y entonces la pude ver bien.
Era alta y delgada, la primera impresión cuenta ¿no?, pues entonces os digo que la chica esta muy, pero que muy bien. Tenía razón en cuanto al color de su pelo, blanco como una patena. Eso sólo lo había visto en personas que padecían albinismo, pero ella no parecía que tuviera más sintomas de la enfermedad. Esos grandes ojos verdes me miraban divertidos y evaluadores. Verdes intensos. Vale, yo también tenía los ojos verdes, pero de un verde más oscuro y apagado debido a las circunstancias de la vida. Esa mirada me absorbió completamente y me hizo bucear en su océano esmeralda. Cuando pude salvarme de ahogarme completamente en ellos me di cuenta de lo blanca que era su piel. Típica rusa a mi parecer.
 
- ¿Te has enamorado de mi o qué? -dijo ella con picardía. !Buah! encima creída... aunque se lo tenía bien creído.
- ¿Te has decolorado el pelo? -le pregunté. Sentimiento de estúpido numero dos. No tenía otra que preguntarle que que es lo que hace con su pelo.
- Mmm... es natural, no me gusta echarme guarrerías en el pelo. -dijo ella- Ya sé que es raro ver a alguien aparentemente joven con este color de cabello pero tampoco queda mal ¿no?. ¿Cómo que "aparentemente"?
- No, no queda mal... contrasta con...
- Mis ojos -adivinó ella riendo.
- Sí... -dije. Batiendo record de frases estúpidas. Pero es que con esa mirada no podía centrarme en preguntarle nada, ¿cómo puede existir alguien con esos ojos?
- Bueno, ha sido un placer conocerte y eso, pero me tengo que pirar -se despidió ella.
- Eh... sí un placer, adiós -dije susurrando. Próxima parada: Record Guinness del tío más imbécil.
 
Con toda la tontería se me olvidó preguntarle por qué leches me había seguido. Ah, y su nombre también.
Volví a la casa de mi tío tan deprisa como pude, ya que por culpa de la "Ojitos" se pasó el tiempo literalmente volando y se me olvidó la hora de la comida.
 
- Llegas tarde de nuevo -dijo mi tío nada más abrir la puerta- ¿qué te pasa? ¿acaso estás siendo malinfluenciado por compañeros del instituto o es que tienes la menstruación?. !Cómo mierda voy a tener la menstración! Él sí que era una mala influencia.
- Nada, sólo me entretuve -dije- de verdad.
- Oh, ya veo... ¿tienes novia entonces? -me preguntó mi tío Jenkins mientras levantaba su siempre arreglada ceja significativamente.
- ¿Eh? ¿el señorito Ryan tiene novia? -canturreó María a través de la pared que nos separaba de la cocina.
- No, no la tengo y tampoco tengo interés en ello-les respondí con desgana- Y si algún día tuviera, y repito que no tengo, no os lo diría de primeras.
- !Bueh! Aburrido... -dijo ella- !cada vez te pareces más a tu tío!
 
Los dos la fulminamos con una mirada-atraviesa-paredes. Vaya, como me parezca a él lo voy a llevar crudo con las mujeres.
 
-Pues voy a calentarle la comida...-dijo María rompiendo el campo de batlla que se estaba formando entre mi tío y yo.
 
Comí tranquilamente un estofado como el que hacía mi madre antes de decidir que no seguiría manteniéndome ni preocupándose de mí. Jamás supe la razón por la cual me abandonó en la puerta de la casa de mi tío Jenkins, pero no sería motivo suficiente como para dejar a un hijo atrás.
Y en todo el espléndido fin de semana restante no hice más que estudiar, dormir, comer y escuchar música. Eso sí, en el radiocasette de mi habitación, ya que por muchas reavilitaciones que le hice a mi reproductor no volvió a la vida.
 
 
                                                               ***********************************************
 
- Bueno, yo me voy llendo que hoy tengo examen las tres primeras clases -dije con desgana mientras cojía la mochila. Sí, examen las tres primeras clases, es decir examen de tres horas, es decir jodidos suecos. Lo típico es que en un examen te pongan lo más importante de ciertos temas, pero aquí te ponen el tema entero más preguntas sobre cultura extra. Válgame Dios. Y si digo entero, es entero.
 
De camino al instituto me encontré con Marc. Es raro encontrarme con él por la mañana, vale que ese día no llegaba tarde para sorpresa del señor Petersson, pero aún así era raro, muy raro.
 
- Oye, ¿qué haces llendo por este camino tío? -le pregunté- Normalmente vas por el atajo de la avenida Smushvill o cojes el autobús. Sí, se decir el nombre de una calle sueca.
 
- Bueno, la verdad es que quería hablar contigo -dijo él más serio de lo que nunca antes había visto. Lo que iba diciendo... muy raro.
- Dime entonces -dije bastante desconcertado.
- Puede que te suene a broma o que estoy siendo un paranoico-dijo él- pero, ¿has notado algo raro o te ha pasado algo inusual?
- Pues no, la verdad -le contesté extrañado. Enseguida me vino a la mente la chica del  pelo raro y ojos increíbles- ¿por qué lo preguntas?
- No, por nada- respondió secamente.
 
No volvió a abrir la boca en todo el camino de ida al instituto, y eso era más raro aún.

2º ACTU 11/6/10
 
En cuanto entramos a clase Marc volvió a ser el de siempre, haciendo el imbécil y riendo como un maníaco.
 
- !Hey chicos! -saludó Alis- ¿qué haceis llegando juntos?, ¿salisteis por fin del armario?
- Alis estúpida, no hagas bromas de ese tipo que luego este se las cree... -la regañé
- Vale, vale, !perdón! -rió Alis
- Ya sabes que tú eres la única para mi, Rubita -le dijo Marc
- Si, si, bueno. Yo y otras cien alumnas más de este centro -le cortó ella
- ¿Me estás llamando mujeriego? -dijo Marc simulando una expresión de dolor.
- Como ya he dicho, yo y otras cien alumnas más-repitió Alis riendo.
- ¿Qué tal llevais lo del examen? -pregunté cortando su peculiar conversación.
- !Oh, genial! Aprobaré de seguro -dijo una sonriente Alis
- Mmm... yo iré estudiando para la recuperación -dijo Marc
- ¿Y si pruebas a estudiar antes? -le regañó Alissa
- ¿Para qué?, la recuperación es lo mismo y encima te dan más tiempo para estudiar, ¿no es más inteligente hacerlo asi? -argumentó Marc con una sorprendente cara de triunfo.
- Visto así...-dije
- !No le hagas caso! ya le pasará factura eso, ya lo verás...-dijo Alis, y de seguido le sacó la lengua a Marc
- ¿Tú quieres que te muerda la lengua verdad? -dijo él con picardía
 
Alis enrrojeció al máximo y se fue a su sitio refunfuñando. ¿Es posible que Alis sintiera algo por Marc? No, no puede ser. Son completamente opuestos. Creo que después del examen debería tomarme un descanso de todas estas cosas e irme a unos bonitos balnearios. Con bonitas mujeres, eso sí.
 
- Vamos chicos, hay un examen que hacer. Cada uno a su sitio. Como pille a alguien compartiendo opiniones o haciendo papiroflexia a escondidas quedará suspenso al instante, y eso va por ti señor Herlaut-amenazó el tutor a Marc, y en general a la gran mayoría- venga, venga !que las matemáticas son muy bonitas!
 
Uy sí, preciosas. Me dispuse a empezar. Vi un conglomerado de números, líneas y símbolos del que básicamente, no entendí nada. Pero como nuestro tutor era bien majo, la mitad del examen era tipo test. Utilicé el mismo método que la mayoría; eso a lo que llaman azar o "pinto pinto gorgorito".
Después de encomendar a la Virgen mis notas de matemáticas, salimos los tres a descargar tensiones en horas de recreo.
 
- Tres horas, tres largas horas para poner once circulitos de nada... -dije exhasperado
- Eso tú, yo hice todo el examen-dijo Alis- y él, bueno, él nada.
- Yo ya dije que nno haría nada, total hay un diez por ciento de posibilidades de que mi querido Ryan apruebe. Así que estaré bien acompañado-dijo Marc sonriendo.
- Tú lo que quieres es que él te...
- Venga, se acabó el tema -dije interrumpiendo bruscamente- sea lo que sea estaré bien.
- ¿Bien? si suspendes... ¿estarás bien? -dijo Alis sarcásticamente
- No, pero no hay nada que hacer ¿cierto?-reí sin alegría. La verdad es que no me daba igual lo que sacara, bueno más bien a mi tío no le daba igual.
- Tu tío te degollará si ve malas notas, ¿qué te cuesta esforzarte un poquito? -dijo Alis apenada
- Es que es mi época perezosa... -dije seguido de un bostezo. !Vaya! me quedó muy teatral- Me tengo que ir ya, el entrenamiento de hoy ocupa las clases restantes.
- !Dedícame una canasta Ryan! -gritó Alis.
- !Vale! -dije mientras corría con la bolsa de entrenamiento botando en mi espalda.
 
Jugaba en el equipo de baloncesto del instituto, no es por alardear, pero yo era el capitán. Solíamos competir contra los demás institutos de Brig y los pureblos de alrededor. La mayoría eran colegios de niños ricos y mimados.
 
- !Chicos! -llamé a todos los del equipo- venga, !empecemos a entrenas! !ya,ya,ya!
- !Hey capitán! -me saludó Aleksander, uno de los jugadores estrella- tenías hoy un examen ¿no?
- !Buf! ni lo menciones...-dije resoplando
 
Alek rió escandalósamente. La verdad es que era un buen tío. Era rubio de ojos azules, y por el nombre se sabe que es ruso. Sí, están en todas partes. Era más bajito que los demás, y aún así era uno de los mejores. Era bastante popular entre las chicas del centro y le visitaban constanemente a los entrenamientos y partidos. Vamos, otro Don Juan, pero este es ruso.
 
Estuvimos entrenando hasta que se hizo bastante tarde. El sol se escondía mientras recojíamos el material y nos íbamos a los vestuarios a ducharnos.
Una ducha después de gastar toda la energía y descargado todas las tensiones sentaba de mil maravillas.
 
- Ryan, el próximo sábado hay partido contra los de Buthershood, ¿ganaremos? -preguntó uno de los jugadores.
- Los de Butherswood van en cabeza desde hace dos años, va a ser difícil... -comentó otro.
- ¿Y eso qué? -dije acallando todos los comentarios- por mucho que hayan ganado los otros partidos, ahora nosotros somos mejores, ¿acaso lo dudáis?
 
Todos se animaron. Poder hacer cosas así por tu equipo es una de las mejores sensaciones que puede haber en esta vida. Eso de seguro.
 
- Bueno, se acabó lo que se daba. Es hora de irse-dije- recojed que voy a cerrar el gimnasio.
- !Sí! -dijeron al unísono. !Jo! me hacían sentir importante.
 
Se fueron marchando en grupos hasta que me quedé completamente solo recojiendo el equipamento. Con todo el lío se me olvidó dónde había dejado las llaves. Estuve buscándolas durante un cuarto de hora entero mientras por mi cabeza pasaba la horripilante idea de una tercera discusión con mi tío por la hora de la llegada. Esta vez me quedaría sin cena.
Al final las encontré entre el uniforme del equipo, ¿cómo demonios llegaron ahí?. Con todo hecho fui a cerrar el gimnasio para ir a la batalla que me esperaba en casa. Mierda, no cenaría con el hambre que tenía...
Fui saliendo por la puerta del instituto sin sarme cuenta de la sombra que me acechaba desde la azotea.
 
En cuanto llegué a casa me hice el autista para esquivar al tío Jenkins. !Qué bien se me daba eso, Dios mío! Podría dedicarme a esto en un futuro. Enseguida me sentí imbécil al pensar eso. Dios, ¿y esa chorrada? Nadie me arrebataría mi record de estúpido, ya seguro. No cenar es malo para mí, hace que mi cerebro no funcione como debe.
Me fuí directamente a la cama, y como todos los días, en cuanto cerré los ojos, caí rendido ante el sueño.
 
 
- Ryan...-me llamó una voz. Me era realmente familiar.
- ¿Quién eres?- pregunté a la nada.
- Ryan -me llamó de nuevo. Esta voz era distinta, pero aún así también me era familiar.
 
Ninguna de las voces respondió.
Éstaba en una enorme sala de mármol blanco, todo consumido por oscuridad a excepción de una columna de luz blanco-azulada que se encontraba en el centro. Esta provenía de una apertura en el techo de la sala. Me acerqué hacia la luz. Me sobresalté al notar que me empapaba de agua los pies, ¿qué es esto? ¿qué demonios hace un estanque en una sala? Y miré hacia el centro del estanque. Una segunda luna asomaba titilante intentando encontrarse con su gemela de las alturas. Esa columna de luz era el único lazo que unía a las eternamente separas hermanas. Luz de luna.
 
- Ryan... -me llamó de nuevo la primera voz.
- ¿Quién eres? -pregunté de nuevo -¿dónde estás?
- Asómate al agua... preséntate a la Luna Reflejada- dijo aún la misma voz.
 
Me acerqué más aún al centro, aunque el agua me cubría hasta las rodillas. Y miré. Una figura humana mirándome a través de la Luna Reflejada, que en verdad era una especie de espejo en el fondo.
 
- Ryan... Muere -dijo la figura abalanzándose desde el fondo para engullirme.
 
Me sobresalté al escuchar el fastidioso sonido del despertador. ¿Un sueño? pero que sueños más raros y tenebrosos tengo, la Virgen...

 
« Última modificación: Junio 14, 2010, 05:50:37 pm por Aylen Wolf Harribel »

Desconectado Tifa!

  • LIDER FANSUB/COLABORADORA
  • MASTER
  • *
  • Mensajes: 3861
  • KI: 60
  • Sexo: Femenino
  • Vivere senza rimpianti
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #1 en: Mayo 30, 2010, 01:25:21 pm »
Buenisimo...Me encanta Shakespeare y q empiece con una frase suya es muy buena señal para mi...^^
 
Me gusta mucho lo q has escrito y creo q (a menos q des un gran giro argumental) intuyo x donde va la trama...Espero el siguiente capitulo!!!
 
PE: Solo para enterarme...Valburga seria algo asi como la noche de San Juan en España no???
La capacidad de imaginar es el mayor recurso del ser humano.


Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #2 en: Mayo 30, 2010, 01:28:31 pm »
Buenisimo...Me encanta Shakespeare y q empiece con una frase suya es muy buena señal para mi...^^
 
Me gusta mucho lo q has escrito y creo q (a menos q des un gran giro argumental) intuyo x donde va la trama...Espero el siguiente capitulo!!!
 
PE: Solo para enterarme...Valburga seria algo asi como la noche de San Juan en España no???

si algo asi ajajja
por curiosidad, como crees que ira la trama?  :-D

Desconectado Estrella

  • CLUB DE DAMAS
  • ***
  • Mensajes: 67
  • KI: 1
  • Sexo: Femenino
  • I love AFL
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #3 en: Mayo 30, 2010, 03:00:15 pm »
mmm estoy en un pc un poco regular y no alcazo aleer muy bien *OjO pero me encanto la firma de adopta uno de ellos *:pjaja sorry si me desvio del proposito del tema pero adopto a usuiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii *OjO *OjO *OjO cuando pueda llerlo bien te doy mi humilde opinion...

Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #4 en: Mayo 31, 2010, 08:24:15 am »
actu (:
 
gracias por el consejo tifa  (·~_~·)

Desconectado Ryu

  • CLUB DE CABALLEROS
  • ***
  • Mensajes: 755
  • KI: 14
  • Sexo: Masculino
  • La mayor victoria esta en vencerse a si mismo.
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #5 en: Mayo 31, 2010, 03:55:42 pm »
Me parece bastante bueno, el que hayas comenzado con una frase de  Shakespeare es increible, me gusta la forma en la que escribes y la temática es bastante entretenida ^^
 
Mis felicitaciones por tan buena historia ^^




En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven.

Desconectado Astoreth Queen

  • TENIENTE
  • *
  • Mensajes: 865
  • KI: 17
  • Sexo: Femenino
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #6 en: Mayo 31, 2010, 04:23:07 pm »
muy bueno la verdad tu narrativa y descripcion de situaciones y escenas es muy bueno me encanto felicidades


rynna

  • Visitante
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #7 en: Junio 09, 2010, 05:43:52 pm »
wao eres sorprendente escribes muy bien, depende mucho el tipo de tema al que lo incluiras por decir drama, suspenso, romance o accion, me gustaria saber mas o menos para darme un idea en general de tu historia y con un toque de humor fue muy bueno espero continues... XD

Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:(Sin titulo aún) xDD
« Respuesta #8 en: Junio 11, 2010, 12:29:25 pm »
 ACTU 11/6/10 (: gracias por leerlo muchisimas gracias por todo  *:p

Desconectado Tifa!

  • LIDER FANSUB/COLABORADORA
  • MASTER
  • *
  • Mensajes: 3861
  • KI: 60
  • Sexo: Femenino
  • Vivere senza rimpianti
Re:Los Eternos
« Respuesta #9 en: Junio 11, 2010, 03:20:42 pm »
Ya veo q x fin tiene titulo...doy x hecho q la chica del pelo blanco y los ojazos se llama Aylen??? Espero al siguiente capitulo!!! XD
La capacidad de imaginar es el mayor recurso del ser humano.


Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:Los Eternos
« Respuesta #10 en: Junio 11, 2010, 03:24:23 pm »
Jajajjajajajaj :$ shsh! no hagas spoiler! xDDD

Desconectado Tifa!

  • LIDER FANSUB/COLABORADORA
  • MASTER
  • *
  • Mensajes: 3861
  • KI: 60
  • Sexo: Femenino
  • Vivere senza rimpianti
Re:Los Eternos
« Respuesta #11 en: Junio 11, 2010, 03:28:58 pm »
 *OjO No es spoiler, es intuicion...igualmente te has delatao sola, haber dicho q no...jajajajajajajaja
La capacidad de imaginar es el mayor recurso del ser humano.


rynna

  • Visitante
Re:Los Eternos
« Respuesta #12 en: Junio 11, 2010, 03:31:00 pm »

si por fin cuando publicaras el siguente esta muy bueno... jejeje ya te delataste por lo que dijo tifa jejeje

Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:Los Eternos
« Respuesta #13 en: Junio 11, 2010, 03:32:13 pm »
Si quereis puedo pasar el trozo siguiente ahora.. xDD

rynna

  • Visitante
Re:Los Eternos
« Respuesta #14 en: Junio 11, 2010, 03:33:44 pm »

claro seria bienvenido jejejej

Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:Los Eternos
« Respuesta #15 en: Junio 11, 2010, 04:38:49 pm »
2º ACTU 11/6/10 (:

Desconectado Tifa!

  • LIDER FANSUB/COLABORADORA
  • MASTER
  • *
  • Mensajes: 3861
  • KI: 60
  • Sexo: Femenino
  • Vivere senza rimpianti
Re:Los Eternos
« Respuesta #16 en: Junio 11, 2010, 08:09:39 pm »
Jajajajajaja....me ha encantao el"La Virgen" final....XD
La capacidad de imaginar es el mayor recurso del ser humano.


rynna

  • Visitante
Re:Los Eternos
« Respuesta #17 en: Junio 11, 2010, 08:29:59 pm »

me encanto esta muy emocionante espero ver lo siguiente jeejje XD

Desconectado Aylen Wolf Harribel

  • Sargento Primero
  • *
  • Mensajes: 464
  • KI: 5
  • Sexo: Femenino
  • Miss Vicious~
Re:Los Eternos
« Respuesta #18 en: Junio 14, 2010, 05:50:13 pm »
Actu con parecidos físicos a personajes de anime menos uno y um... más información sobre la historia (:

Desconectado Tifa!

  • LIDER FANSUB/COLABORADORA
  • MASTER
  • *
  • Mensajes: 3861
  • KI: 60
  • Sexo: Femenino
  • Vivere senza rimpianti
Re:Los Eternos
« Respuesta #19 en: Junio 14, 2010, 07:00:01 pm »
Ok..decidido...ME ENCANTA MARK!!!!! jajajajajajajajaajajajaja....El detalle de q la Kaichou-maid sea la criada tb es curioso...^^
La capacidad de imaginar es el mayor recurso del ser humano.